Usted esta en: Home » Medio Oriente » MEDIO ORIENTE: Conflicto petrolero en el oriente próximo

MEDIO ORIENTE: Conflicto petrolero en el oriente próximo

Necesariamente para entender los conflictos que se han desarrollado a lo largo del siglo XX y se desarrollan en la actualidad en los países del llamado Oriente Próximo o Medio Oriente y que incluso llegan a tocar hoy tierras venezolanas, hay que hacer algunas referencias a situaciones del pasado de los países que conforman la zona: Arabia Saudí, Irán, Irak, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Libia, Israel, Bahréin, Egipto, Libia, Marruecos, Túnez, Yemen, Argelia, territorios de ocupación Palestina, entre otros.

Debemos recordar que la mayoría de estos territorios eran colonias europeas, en ellas existían con anterioridad conflictos por la definición de algunas fronteras comunes, la creación de nuevos Estados, las diferencias religiosas entre los mismos y a esto se le suma el descubrimiento de importantes yacimientos petrolíferos en 1908 (Irán), pronto se convirtieron en las principales reservas mundiales petroleras.

El siglo XX en esta región oriental y para los que se dedican a estudiar a fondo el tema de los conflictos provocados por este recurso fósil no renovable, nos presenta una gran variedad de interesantes escenarios de los cuales se pueden desprender debates muy intensos debido a las particularidades  y los intereses que rodean la zona.

Los conflictos en el Oriente Medio se agravan a partir del descubrimiento de las más grandes reservas petroleras del mundo en esta peculiar zona, puesto que despierta las ansias de las potencias por controlar estos países, Estados Unidos, Inglaterra, Francia, Rusia y China entre otros, comienzan a jugar un papel importante en la ya tensa región oriental, se empiezan a dar alianzas de algunas de estas potencias con los países petroleros sobre todo en materia armamentista basados en la premisa de proteger las reservas existentes en cada uno de los territorios, además las potencias occidentales, vale decir los mayores consumidores del petróleo y sus derivados, conjuntamente con sus “aliados” del Oriente Medio comienzan a disputarse la protección y el acceso de las vías marítimas más importantes para el traslado del crudo, puesto que esto garantiza la seguridad en el abastecimiento de los países consumidores y la rentabilidad del mismo.

Por su ubicación el Estrecho de Ormuz se convierte en un paso que tiene sobre si los ojos del mundo, localizado entre el Golfo de Ares, al sudeste y el Golfo Pérsico, al sudoeste. En la costa norte se localiza Irán y en la costa sur el enclave omaní de Musandam. Se considera este estrecho como la clave para el control del petróleo mundial.

Las potencias consumidoras de petróleo, en principio y luego de la secuencia de independencias que realizaran los países productores de petróleo de los países europeos que hasta el momento los mantenían como colonias, realizan sus alianzas o influyen sobre las zonas productoras sutilmente, especialmente Estados Unidos quien participa en el apoyo para la creación de nuevos países aliados en la zona donde colocan a algún Emir o Rey que proteja sus intereses (Arabia Saudí y Kuwait, entre otros), esta estrategia funciono algún tiempo pero en la medida en que el petróleo va tomando mayor importancia para el desarrollo de las economías capitalistas del mundo el interés por controlar el Medio Oriente se hizo mayor y se intensificaron las medidas hacia estos países.

En este punto se hace necesario recordar que tras la llegada de Sadam Husein al poder y su posterior alianza con la ex Unión Soviética, las potencias occidentales en un tiempo muy reducido promovieron la creación de  Bahrein, Emiratos Árabes Unidos y Qatar , todos con dirigentes que en teoría respondían a sus intereses.

En 1973 los nuevos estados desatan la primera crisis petrolera, a raíz de la decisión de la OPEP, de no exportar más petróleo a los países que habían apoyado a Israel durante la guerra del Yom Kippur, que enfrentaba a Israel con Siria y Egipto; la medida incluía a Estados Unidos y a sus aliados de Europa Occidental; Los conflictos dentro de Irán promovidos por el ex Shac en la década de los 70; La invasión soviética a Afganistán en 1979; las disputas entre Irak y Kuwait a finales de la década de los 80 por la supuesta extracción de más de la cuota por parte de Kuwait de un yacimiento común, y otros conflictos internos en el Medio Oriente similares a los aquí planteados, llevaron a las potencias occidentales a catalogar esta zona como inestable.

Todo esto sirvió de antesala a las medidas que se tomaron desde el imperio estadounidense con la excusa de preservar la estabilidad y gobernabilidad en la región, de allí nace la “Doctrina Carter” que plantea que las reservas petroleras que existen en el Golfo Pérsico son de vital importancia para los Estado Unidos por tanto con la puesta en marcha de dicha doctrina se justifica la intervención militar, textualmente esta doctrina dice: “Cualquier intento de parte de otra fuerza (ajena a los EEUU) de obtener el control del Golfo Pérsico, será considerado como ataque a los intereses vitales de los Estados Unidos y será rechazado por todos los medios necesarios, incluyendo los militares”.

Desde entonces hasta ahora, basándose en la Doctrina Carter el imperio mantiene de manera brutal su intervención en la región. Recientemente vemos como se conspira y ataca descaradamente para provocar la salida de los dirigentes de la región del Golfo, que consientes de su poder no se someten a los intereses imperialistas, tales son los casos de Libia, Siria e Irán países en los que sus dirigentes cuentan con el apoyo popular, debido a que sus políticas de estado han ido dirigidas a mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos, paralelo a esto observamos que en los países de la región en donde los gobiernos han sido aliados del imperio se están desmoronando producto de levantamientos populares de ciudadanos inconformes con los mismos por no poseer garantías básicas para la sobrevivencia humana, tales son los casos de Túnez y Bahrein.

Podemos decir a estas alturas que una vez más el Medio Oriente está ARDIENDO por diversas razones, todas provocadas por la política intervencionista norteamericana, incluso en su país aliado por excelencia: Israel, en los últimos días debido a un intento del Presidente Obama por mantenerse a flote de cara a las próximas elecciones, ha creado un conflicto interno al solicitar que el estado de Israel regrese a las fronteras que tenía en 1967.

A mi juicio, el imperio norteamericano y sus aliados de la Europa Occidental conscientes de su dependencia hacia el petróleo y sus derivados, han mantenido a los países Árabes en conflicto permanente, aprovechándose de sus debilidades internas sobre todo religiosas, para así garantizar su abastecimiento a mediano y largo plazo sin importarles el número de vidas que tengan  que cobrar por su intento de mantener una sociedad que consume los recursos del planeta de una manera atroz y acelerada.

Finalmente, no quisiera dejar de mencionar lo sucedido el 24 de mayo, cuando el gobierno norteamericano a través de la vocería de su Secretaria de Estado anuncia la sanción dirigida a siete empresas petroleras, entre ellas PDVSA, empresa exportadora del petróleo venezolano y sostén principal de nuestra economía, haciendo referencia a las relaciones comerciales que sostiene nuestra empresa con la República de Irán en materia petrolera, esta sanción es un intento más por parte del imperio de inmiscuirse en asuntos de otros países en su afán de controlar todo lo que en el mundo sucede sobre todo en materia petrolera, es una violación a la soberanía de los países involucrados en el tema y aunque el conflicto se encuentra vigente queda una vez más demostrado que Estados Unidos por garantizar su sobrevivencia es capaz de intervenir cualquier país, de cualquier manera haciendo uso de sus doctrinas y leyes, tratándolas de imponer a nivel mundial para justificar ante su pueblo las decisiones y acciones tomadas, no me cabe duda de que esta intromisión va a traer serias consecuencias a nivel internacional debido a la gran cantidad de reservas petroleras y aliados que nuestro país posee.

Bibliografía consultada:

1.- KLARE, Michael T (2001). Guerras por los Recursos, El futuro escenario del conflicto global. Ediciones Urano. Barcelona – España.

2.- JAIMES, Miguel  A. (2010). Control Geopolítico Petrolero: Las últimas cartas del imperio. Ponencia presentada en el I Encuentro Nacional Revolucionarios por siempre, “Ex dirigentes Estudiantiles de la Universidad de los Andes”. Mérida.

3.-  CRUZ, Alberto. (2010). Oriente Medio y la Geopolítica del petróleo. Revista Pueblos – geopolítica.

4.- RAMONET, Ignacio (2011). Cinco causas de la insurrección Árabe. Le Monde Diplomatique, en español – suplemento especial.

5.- Estados Unidos sanciona a Pdvsa por tratos con Irán. 24/05/2011. http://www.eluniversal.com

6.-  Sanciones a Pdvsa le impedirán acceder a contratos con el Gobierno de Estados Unidos. 24/05/2011.  http://www.entornointeligente.com

Fuente: Aporrea

© 2013 prensaislamica.com

Scroll to top