Estimados lectores:

Les damos la bienvenida a este nuevo sitio de noticias. Esta agencia islámica de noticias tiene entre sus objetivos estrechar lazos culturales con nuestra región latinoamericana. Latinoamérica es una región con países emergentes, que dependieron en su mayor parte del tiempo de la voluntad norteamericana de prestarle atención a su “patio trasero”. La realidad de Latinoamérica hoy es muy distinta, ya no se depende tanto de la decisión de Estados Unidos en materia económica – el fracaso del ALCA, es un ejemplo – y no se toleran las intromisiones en las políticas internas de los estados soberanos...Leer más+

 
 

Sheij Abdala Madani: “Estamos viviendo una situación muy crítica”

La preocupación por la realidad nacional no es sólo patrimonio de los católicos, como tampoco lo es el uso del adjetivo “crítico” para definir el momento actual. “Hay cada vez más pobres, más necesidades, estamos viviendo una situación muy crítica.

Los gobernantes perdieron espiritualidad, por eso deberían aferrarse a Dios para valorar el sentido de la justicia y evitar, así, que los platos rotos los pague el pueblo”, explicó Sheij Abdala Madani, máxima autoridad religiosa de la Comunidad Islámica de La Plata.
Agregó: “Cuando el hombre se aleja de la fe camina hacia cualquier lado y no le importa
el prójimo. Al llegar al poder sienten como si fuera la fuerza de Satanás, y así pierden la humildad que tenían cuando no tenían nada”.

El Sheij entiende que el poder del hombre es finito, mientras que el de Dios es infinito y “los gobernantes olvidan que ese poder que tienen se los dio Dios”.
En su análisis, comparó a las autoridades políticas con los antiguos faraones, que se creían Dios. “Hay gobernadores del siglo XX que se sienten Dios y se olvidan de los más humildes, como muchos presidentes de Latinoamérica que sólo piensan en ellos y no tienen en cuenta al pueblo”.

Abdala Madani observó que en los países católicos se está produciendo una emigración de la religión oficial. “La gente está descreída de los religiosos, porque no dan buenos ejemplos. Como el caso del presidente paraguayo, cometió un pecado grave y la Iglesia casi no aclaró nada. No vemos una autocrítica del Sumo Pontífice respecto de este ex obispo”.
Aunque explicó que la religión no es un partido político o un equipo de fútbol, no se compite, sino que “todas van en camino hacia Dios”.

Fuente: diario Hoy de la ciudad de la Plata

VOLVER