Acusan a general de un brigada israelí de violación, sodomía y abusos sexuales continuados

El general de brigada israelí Ofek Buchris (izda.).

Un general de brigada israelí está siendo investigado por una corte militar por violación, sodomía y abusos sexuales de una mujer soldado repetidos durante un largo período de tiempo.

Según informó el martes el diario local The Times of Israel, Ofek Buchris está acusado de cometer distintos delitos sexuales, incluidas violaciones a soldados de sexo masculino y femenino, así como el abuso sexual de una subordinada durante largo tiempo.

“Hay indicios suficientes recolectados ya para sustentar las sospechas sobre el oficial”, declaró Maya Heller, la juez que preside el caso.

Heller explicó que el hecho de identificar públicamente a Buchris, suspendido de su rango por las acusaciones, podría ayudar a que otras víctimas se sientan motivadas para revelar agresiones sufridas. La investigación debería ahora seguirse en un nivel superior, dijo la juez.

Buchris, de 47 años de edad, está casado y tiene seis hijos. Su abogado rechaza las acusaciones de manera categórica, alegando que el general de brigada del régimen israelí ha pasado con éxito ciertas pruebas con detector de mentiras.

La corrupción moral y los crímenes sexuales han experimentado un aumento significativo en los últimos años entre las autoridades israelíes, tanto militares como políticas, lo que ha conllevado una gran infamia para el sector militar de este régimen.

Un estudio realizado por el parlamento israelí y publicado en febrero de 2014 indica que una de cada ocho mujeres incorporadas al ejército israelí sufrió algún tipo de agresión sexual en 2013. Una soldado israelí identificada como May Fatal rompió el silencio en abril de 2015 y denunció haber sufrido abusos sexuales por parte de Liran Hajbi, excomandante de las brigadas Givati del ejército israelí.

El pasado mayo, el diario israelí Haaretz dio a conocer que la cifra de denuncias de delitos sexuales registrados en las fuerzas de guerra del régimen de Tel Aviv se ha incrementado drásticamente en los últimos años: 777 casos en 2012, 903 en 2013 y 1073 en 2014.

“En 2014, la policía militar investigó solo 225 casos de acoso sexual y ocho de presuntas violaciones, frente a los cinco de 2013”, indicó el rotativo israelí.

bhr/mla/nal