Africa: Conferencia del Consejo de las Comunidades Musulmanas del Mundo lanza un plan para incluir a los jóvenes en una estrategia de desarrollo con paz y bienestar

Los días 26 y 27 de abril se celebro en Kampala, la capital de Uganda, la Conferencia Internacional de la Juventud Musulmana, organizada por el Consejo de las Comunidades Musulmanes del Mundo, bajo el lema: “El papel de los jóvenes musulmanes en la África del mañana”, donde se puso en marcha un plan global para inmunizar a los jóvenes musulmanes contra el terrorismo y la ideologia extremista, y permitir que los jóvenes contribuyan al desarrollo de África.

En sus recomendaciones, anunciadas el sábado por el Secretario General del  Consejo de las Comunidades Musulmanes del Mundo, el Dr. Mohammed Al-Bishari, la conferencia elogió los esfuerzos del Presidente de Uganda, Yoweri Museveni, por hacer de Uganda un modelo para la adopción del pluralismo. También aprobó el discurso que pronunció el Presidente ante la Conferencia como documento básico.

La conferencia, celebrada en cooperación con el Consejo Supremo Musulmán de Uganda, también elogió los esfuerzos de los dirigentes de los Emiratos Árabes Unidos por patrocinar y poner en marcha iniciativas encaminadas a difundir la paz y promover la armonía, así como por fomentar una cultura de paz basada en el respeto de las especificidades religiosas y el pluralismo.

Como parte de su plan de inmunización, la conferencia hizo un llamamiento en favor de una estrategia africana destinada a proporcionar a los jóvenes africanos las oportunidades necesarias para alcanzar sus objetivos; instó a las instituciones islámicas a que redoblaran sus esfuerzos para promover el papel de los jóvenes y los alentara a participar en el proceso de desarrollo; y destacó la importancia de prestar atención a los consejos de los especialistas fiables y las instituciones islámicas legítimas.

Los participantes subrayaron la importancia de adherirse al enfoque intermedio, así como de rechazar las diferencias y los conceptos que debilitan la unidad de la nación. Pidieron que se rechazaran los métodos de la hipérbole y los conceptos erróneos sobre el Islam y la sociedad.

La conferencia hizo un llamamiento a los gobiernos de los países de África Oriental para que intensifiquen la cooperación a fin de lograr un desarrollo basado en una vida digna para todos los componentes de sus sociedades. Instó a las universidades africanas a que prestaran atención a los graduados y fortalecieran su papel en la construcción de naciones, y pidió a los empresarios que ofrecieran a los jóvenes africanos la oportunidad de integrarse en el proceso de desarrollo de África.

Los participantes subrayaron la importancia de apoyar a los imanes y predicadores para inmunizar a los jóvenes contra la hipérbole, el extremismo y la transformación sectaria. También exigieron la participación en plataformas influyentes de los nuevos medios de comunicación, e inversión en la comunicación con los jóvenes, la difusión de la conciencia entre ellos y la utilización de sus energías para poner de relieve la verdadera imagen del Islam y hacer frente a los desafíos.

La conferencia hizo un llamamiento a los Estados miembros de la Unión Africana (UA) para que concluyan un acuerdo vinculante que penalice el terrorismo electrónico, y afirme que la libertad de opinión y expresión no justifica prácticas no profesionales en la difusión de imágenes ofensivas para el Islam y sus símbolos, así como la intimidación y el discurso de odio contra los musulmanes.

Los participantes pidieron a la Unión Africana y a otras organizaciones regionales que elaboraran un plan para prevenir la fuga de cerebros elevando el nivel de vida de conformidad con una estrategia global para lograr la estabilidad de la vida y la seguridad intelectual. Además, exhortaron a los países del África oriental a que fortalecieran su cooperación con las instituciones islámicas para proteger a sus sociedades de los grupos extremistas y armados.

Los participantes expresaron su reconocimiento por los esfuerzos realizados por el  Consejo de las Comunidades Musulmanes del Mundo, dirigido por el Dr. Ali Al-Nuaimi y su Secretario General, el Dr. Mohammed Al-Bishari, para ocuparse de las cuestiones relativas a las sociedades islámicas y consolidar una cultura de paz y diálogo. También aplaudieron los esfuerzos del Consejo Supremo Musulmán de Uganda para lograr la coexistencia y la armonía nacional.

una / pi
imagen.png