Alertan sobre riesgo de aumento de trabajo esclavo en Brasil

El procurador general del Trabajo, Ronaldo Fleury, alertó hoy sobre el riesgo de aumento de labores esclavas en Brasil, con la eliminación del Ministerio de Trabajo anunciado por presidente electo Jair Bolsonaro.

 

‘Las acciones de fiscalización contra el trabajo esclavo ya están amenazadas por la falta de presupuesto. El final de la cartera amenazaría aún más ese combate’, dijo Fleury, citado por el diario Folha de Sao Paulo.

Sin dar detalles, Bolsonaro comunicó el martes que desaparecerá ese ministerio, pero será fusionado con otra dependencia.

Para el fiscal general del sector, el futuro gobierno debe recordar que los países de Europa no hacen negocios con naciones que utilizan mano de obra esclava.

‘Si el país no combate el trabajo esclavo, y sabemos que sigue existiendo, perderá dinero, pues no llegará más a esos mercados’, detalló.

Otro riesgo, según Fleury, involucra medidas de reducción de accidentes de trabajo (Brasil es el cuarto del mundo en ese ranking).

De 2012 a 2017, la Previsión Social gastó cerca de siete mil millones de dólares en entrega por accidentes (ayuda-enfermedad, jubilación por invalidez, pensión por muerte y auxilio-accidente).

‘Este es una labor de prevención hecha por el Ministerio de Trabajo. Son miles de días perdidos por enfermedades’, afirmó la autoridad.

Fleury citó igualmente una serie de atribuciones y políticas de la cartera que necesitarían quedarse en el radar del nuevo gobierno, como el subsidio salarial y el seguro de desempleo.

‘Es necesario tener conciencia de la gravedad de una medida con la extinción del ministerio y la necesidad de mantener la atribución, incluso con más rigor’, reiteró.

Ante este escenario, el Ministerio de Trabajo divulgó un comunicado para destacar sus 88 años de existencia como ‘casa materna’ de la clase trabajadora nacional.

‘El futuro del trabajo y sus múltiples y complejas relaciones requieren un ambiente institucional adecuado’, agregó.

Durante su campaña electoral, el excapitán del Ejército prometió reducir el número de ministerios dentro del marco de un programa de recorte de gastos del Estado.

Bolsonaro, quien nombró ya a cinco ministros (Gabinete, Economía, Defensa, Ciencia y Justicia), asumirá el poder en enero.

Por sus declaraciones discriminatorias contra la mujer, los homosexuales, negros y pobres, el político ultraderechista, que ganó las elecciones presidenciales del 28 de octubre con 55 por ciento de los votos, genera inseguridad y polémica en la sociedad brasileña.

tgj/ocs