Amnistía: EEUU mató en Somalia a civiles no a terroristas

  • Un hombre observa los escombros de un ataque contra un hotel en Somalia.
Amnistía Internacional (AI) afirma que EE.UU. sigue matando e hiriendo a civiles en Somalia, mientras que el Pentágono alega que las víctimas eran milicianos.

Después de dos ataques aéreos estadounidenses registrados en febrero en Somalia, el Mando África de Estados Unidos (Africom, por sus siglas en inglés) emitió comunicados de prensa alegando que había matado a un “terrorista” de Al-Shabab, sin ofrecer la mínima evidencia de los presuntos vínculos de las víctimas con el grupo armado.

Por el contrario, la organización pro derechos humanos AI no encontró pruebas de que las personas asesinadas o heridas fueran miembros de Al-Shabab o que participaran directamente en hostilidades. Para ello, AI entrevistó a los familiares, miembros de la comunidad y colegas de las víctimas; analizó imágenes satelitales, evidencia fotográfica y de video de la escena de los ataques; e identificó las municiones estadounidenses utilizadas.

Sobre el primer ataque, cometido el 2 de febrero en la ciudad de Jilib, la oenegé precisó que el bombardeo con drones golpeó a una familia que estaba comiendo, lo que causó la muerte de una joven de 18 años y dejó a sus hermanas menores, de 12 y 7 años, heridas, así como a su abuela de 70 años.

En esta pesquisa, AI asegura haber recibido el testimonio de Mohamed Omar Abukar, padre de dicha familia, quien estuvo presente pero no resultó herido en el ataque.

Estaba muy devastado, no sabía por qué su familia fue atacada”, comunicó a la agencia británica Reuters el investigador de AI, Abdullahi Hassan.

Respecto al otro ataque, perpetrado el 24 de febrero en el pueblo de Kumbareere, a unos 10 kilómetros al norte de Jilib, Amnistía Internacional confirmó que la persona fallecida fue Mohamud Salad Mohamud, un padre de ocho hijos que dirigía una granja y la oficina local de la compañía de telecomunicaciones Hormuud.

 

Respecto a estos ataques, AFRICOM, en respuesta a la investigación acusatoria de AI, dijo a Reuters que “después de cada ataque aéreo, el Comando de África de EE.UU. lleva a cabo un análisis adicional para garantizar que se cumplan los objetivos militares y que no haya víctimas civiles”.

Ataque aéreo de EEUU deja seis civiles muertos en Somalia

Sin embargo, Deprose Muchena, director de Amnistía Internacional para África Oriental y Meridional, denunció que “la evidencia se está acumulando y es bastante condenatoria. AFRICOM no solo fracasa por completo en su misión de informar sobre las víctimas civiles en Somalia, sino que tampoco parece preocuparse por el destino de las numerosas familias que ha desgarrado por completo”.

Estos y otros informes de organizaciones pro derechos humanos, como AI, acusan a las fuerzas estadounidenses de asesinar a civiles; sin embargo, el Ejército de Estados Unidos admitió el pasado julio por primera y única vez haber matado a civiles durante sus ataques aéreos en Somalia e insistió en que fue “por error”.

En marzo del año pasado, Amnistía Internacional advirtió de que el Ejército de EE.UU. podría ser culpable de crímenes de guerra por matar a un gran número de civiles en la campaña de ataques aéreos en Somalia.

El Ejército de EE.UU. ha intensificado sus ataques aéreos en la nación del este de África después de que el presidente Donald Trump aprobara la expansión de las operaciones militares contra grupos terroristas en 2017.

ncl/lvs/rba