“Aniversario del Nacimiento del Imam Sayyad (P), Gran Ejemplo de Virtud y Dignidad”

“Aniversario del Nacimiento del Imam Sayyad (P), Gran Ejemplo de Virtud y Dignidad”

QOM. (ABNA) – El quinto dia del mes de Shaban, coincide con el aniversario del nacimiento del Imam Sayyad (la paz sea con él), miembro de la familia del Profeta del Islam (Bpd). Felicitando el nuevo aniversario del nacimiento del Imam Sayyad (P), estudiaremos unos fragmentos de la vida del cuarto Imam Shiíta (P).

El Imam Sayyad (P) nació en Medina el día 5 del mes de shaban del año 39 de la hégira lunar. Su nacimiento fue una luz de salvación del Islam, y continuar la gran hazaña de su padre el Imam Hussain (la paz sea con él) en una época oscura.

El Imam Sayyad (p) consagró su existencia a ser ejemplo de las más altas virtudes y estando siempre a favor de las atenciones divinas y bendiciones de su padre. Cuando tenia 23 años fue testigo del suceso de Karbala, aquejado por una enfermedad no pudo combatir junto a su padre en el campo de batalla.

La historia muestra que este hecho fue un deseo divino, ya que el Imam Sayad (p), después del martirio del Imam Hussain (p) pudo izar la bandera de la orientación de la nación del Islam.

Su vida coincidió con un duro y muy complicado periodo para la familia profética. En ese sensible periodo, los califatos omavitas, intentaron ante el pueblo mitigar la posición y prestigio de la familia del profeta.

Por ello, el Imam Sayyad (P) y sus fieles vivieron condiciones muy duras, en donde se sintió un premeditado y apurado movimiento. El Imam Sayyad intentó luchar contra las propagandas tergiversadas de los califatos omavitas, de eliminar las ambigüedades sobre la opinión del pueblo, y con el fin de establecer las bases ideológicas de la gloriosa religión explicó los pensamientos veraces y tangibles del Islam.

El Imam (p), siempre exhortó durante los días de cautiverio de su padre, después de su martirio y años después del suceso de Karbalá, la necesidad de luchar contra la tiranía e injusticia, y para ello, utilizó métodos estratégicos con el fin de mantener en la memoria del pueblo el gran acontecimiento del Imam Hussain (P).

Además, se esforzó mucho por mantener viva la imagen de Ashura y los valores de este evento, que se revelaron en el levantamiento del Imam Hussain (P), siendo uno de sus programas explicar la larga sabiduría islámica y la lucha contra las desviaciones.

Sayyad significa quien se prosternar mucho, siendo uno de los títulos de aquel hazrat. El Imam Sayyad (P) era un hombre muy serio cuando adoraba a Dios. Los mejores momentos de su vida transcurrían cuando dialogaba con su Señor.

Hassan Basari, muy conocido en aquella época por su devoción y piedad decía, «un día cuando fui a orar a la casa de Dios, me di cuenta que al lado mío se encontraba rezando el Imam Sayad (p), sus frases eran hermosas cuando se dirigía a su Señor, que me sentí involuntariamente atraído.

Se ha narrado también que un día Osma ibn Malek, miembro del califato omavita, cuando fue a peregrinar a la Mecca, no pudo tocar la piedra negra, debido a la gran multitud que circulaba en la misma, consternado se sentó sobre la plataforma de unas de las esquinas de la mezquita Alharm.

En ese momento llega el Imán Sayad para realizar los ritos de la peregrinación, el pueblo al mirar su rostro iluminado inmediatamente le abrió paso para que pueda acercarse sin dificultades a la piedra negra. Al mirar este acto de la gente, uno de los habitantes de Sham (Siria actual), que acompañó a Hosham ibn Malek, pregunto, quien es ese hombre, que es respetado por todo el pueblo, Hosham temeroso que se enterará que conocía al Imán, respondió con una mentira, no lo conozco, en ese momento un famoso poeta árabe que se encontraba allí, se levanto y dijo, yo lo conozco, y con una bella poesía presentó al Imam Sayyad (P).

La tierra de la Meca conoce cada pisada que da, mirando su figura, nuestros ojos se cierran, es una persona tranquila y honesta, cuya cualidad es la esperanza y la grandeza

Uno de los aspectos iluminados de la vida del Imam Sayyad (P) fue sus actividades sociales. Aquel hazrat a pesar de su dignidad y elevado prestigio siempre enfatizo en la ayuda a la población. Cada noche visitaba a los necesitados, que por hambre no podían dormir, y lo esperaban. Durante la oscuridad de la noche, sin ser visto y de incógnito, el Imán se levantaba y llevaba comida a los más desprovistos.

Zahari, un personaje famoso de la época del Imam Sayyad (P), decia, una noche fría y lluvioso, me tope con el Imam y le pregunte, Oh hijo del profeta que llevas en ese saco, me respondió, son mis provisiones para un viaje que quiero realizar. Le dije soy su servidor déjeme ayudarlo. no gracias, lo llevaré yo mismo, me contesto. Sin embargo al pasar los días se dio cuenta que el Imam no viajaba, así que le pregunto cuando iba a partir, su respuesta fue gloriosa, mi intención sobre el viaje no fue lo que tu imaginabas sino era un viaje a otro mundo, el cual es similar, alejad los pecados y haced el bien. Finalmente Zahari entendió cual era el propósito del Imam, el saco era comida para los hambrientos.

Felicitando a los musulmanes en el aniversario del nacimiento del Imam Sayyad (P) compartirmos algunas célebres frases de este notable Imam (P).

La mejor bondad de los hombres para si mismos, es evitar el pecado.

No dejar de preguntar sobre lo que se desconoce, aunque sea un famoso sabio.

El más querido ante Dios, es quien sus acciones son buenas.

© 2005-2020 AhlulBait News Agency (Agencia de Noticias de Ahlul Bait). Todos los derechos reservados. Se autoriza la reproducción, traducción o distribución de esta noticia sin modificar el contenido y citando la fuente ABNA24 y el autor/traductor.

fuente abna