Ansarolá: “La ONU Busca Servir a los Intereses de Arabia Saudí y a los Enemigos de los Yemeníes”

GINEBRA. (ABNA) —El movimiento popular Ansarolá ha arremetido contra las posturas parciales de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a la hora de mediar entre las facciones yemeníes que mantienen diálogos en Suiza.

Agencia de Noticias de Ahlul Bait (ABNA) — “La ONU, en lugar de atender las demandas de los representantes de la nación yemení, busca servir a los intereses de Arabia Saudí y enemigos de los yemeníes”, ha criticado este sábado Zeifolá al-Shami, un portavoz de Ansarolá.

Al-Shami ha precisado que la ONU y su enviado especial para Yemen, Ismail Ould Sheij Ahmad, no han conseguido avances en sus intentos para poner fin a la crisis yemení.

Tras señalar que la celebración de diálogos sobre Yemen en Ginebra (Suiza) pone de manifiesto el fracaso de la intervención militar saudí, Al-Shami ha deplorado los intentos de Riad y sus aliados, EE.UU. y el régimen israelí, para frustrar las conversaciones entre los grupos yemeníes.

“Los enemigos de Yemen quieren que el Ejército de este país entregue sus armas a Al-Qaeda; eso es imposible”, ha concluido.

Los diálogos sobre Yemen finalizaron el viernes sin acuerdo ni el establecimiento de una fecha para reanudarlos. Sin embargo, el mediador de la ONU ha manifestado este sábado su optimismo respecto a que las partes lleguen a un acuerdo en próximas conversaciones.

“Considero muy positivos los resultados de las pláticas en Ginebra ya que hasta unas tres semanas era increíble la participación de las partes yemeníes en los diálogos, entonces su viaje a Ginebra es un gran avance”, ha destacado.

De acuerdo con estimaciones de organizaciones independientes, unas 4000 personas han perdido la vida y otras 6900 han resultado heridas durante la campaña militar saudí, iniciada a finales del pasado mes de marzo.

La ONU indica que más del 80 por ciento de los yemeníes necesita urgentemente asistencia humanitaria por los ataques saudíes que han destruido buena parte de las infraestructuras en Yemen.

FUENTE ABNA