Arabia Saudí e Israel preocupados por pronto fin de sanciones antiraníes

  • El primer ministro del régimen de Tel Aviv, Benyamin Netanyahu.

    El primer ministro del régimen de Tel Aviv, Benyamin Netanyahu.

Las autoridades israelíes y saudíes se mostraron preocupadas por el inminente levantamiento de las sanciones antiraníes, justo cuando se acerca el día de la aplicación del acuerdo nuclear Irán-G5+1.

Según publicó el jueves la agencia noticiera LBC, el primer ministro del régimen de Tel Aviv, Benyamin Netanyahu, insistió en la continuación de las presiones contra Teherán, incluso después de la implementación del Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés) alcanzado el 14 de julio de 2015 entre Irán y el G5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania).

Cada país del mundo se preocupa por ello (…) La mayoría de esos países temen que en lugar de mejorar la situación económica de los ciudadanos, Irán utilice los bienes liberados para apoyar los intentos desestabilizadores”, alegó el canciller saudí, Adel al-Yubeir.

Repitiendo sus alegatos sobre el seguimiento de las políticas “agresivas” por parte de Teherán, el premier israelí exigió el apoyo de Washington.

De igual manera, acusó una vez más al Ejecutivo iraní de “respaldar el terrorismo” y alegó que la “red” de las fuerzas iraníes además del Oriente Medio, funciona en otras partes del mundo.

El canciller saudí, Adel al-Yubeir.

 

Por su parte, el canciller saudí, Adel al-Yubeir, en una postura similar a la de Netanyahu, se mostró preocupado por la liberación de los bienes congelados de Irán en bancos del exterior por sanciones impuestas al país, que según el Banco Central de Irán asciende a un monto aproximado de 23 mil millones de dólares.

“Cada país del mundo se preocupa por ello (…) La mayoría de esos países temen que en lugar de mejorar la situación económica de los ciudadanos, Irán utilice los bienes liberados para apoyar los intentos desestabilizadores”, alegó el jefe de la Diplomacia saudí en declaraciones pronunciadas la misma jornada desde Londres, capital del Reino Unido.

Los alegatos sin fundamentos del régimen de Israel y de Al Saud se produjeron en la misma jornada en que la Unión Europea (UE) anunció que se extenderá otras dos semanas la suspensión de algunas de las sanciones económicas impuestas contra Irán, es decir hasta el próximo 28 de enero, en un intento por otorgar tiempo para la implementación del acuerdo nuclear iraní.

En virtud de este acuerdo, en el mismo día de la aplicación del JCPOA se levantarán todas las sanciones antiraníes relacionadas con el programa de energía nuclear de Irán.

La Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) afirmó el pasado 2 de diciembre que no ha encontrado nada que pueda evidenciar una desviación hacia fines militares del programa nuclear iraní.

ask/ctl/rba