Arbain: ¿Por qué recordamos al Imam Husein (P) a los 40 días? 

 

Musulmanes de diferentes partes del mundo se dirigen hacia la ciudad santa de Karbalá (centro de Irak) para peregrinar hacia el Santuario del Imam Hussein (P), en Arbain (correspondiente con el 20 del mes de Safar), del calendario lunar, una vez transcurridos los 40 días del martirio del tercer Imam y nieto del Profeta (PyB).

Se trata de una extraordinaria congregación de personas, donde según algunas fuentes, hasta 17 millones de creyentes se reúnen en unas de la peregrinaciones anuales más espectaculares del mundo.

La significación de esta celebración es múltiple, aunque podríamos decir que el espíritu que anima a aquellos que realizan cientos de kilómetros para llegar a este fascinante mausoleo es el de mostrar su compromiso en la lucha contra la injusticia, que en muchas ocasiones ha caracterizado el mundo sensible que nos ha tocado vivir, así como una clara posición contra la opresión que los poderes tiránicos ejercen en numerosas partes del mundo. Es aquí donde el Imam Hussein (AS) se erige como un  soporte fundamental en esta lucha para revivificar el sentido de la existencia humana.

Desde las ciudades de Irak, miles y miles de iraquíes, procedentes de ciudades ancestrales como Nayaf, situada a escasos kilómetros de donde se gestó el martirio del Imam Hussein así como de su bendita familia (PyB), y desde Basora, situada al sur del país, los iraquíes inician una de las peregrinaciones más inolvidables que pueda realizar el creyente.

¿Por qué 40 días?

Según el islam, el Arbain (que significa 40 en árabe), comienza después de la fiesta de Ashura, es decir, la conmemoración del martirio del Imam Hussein (AS). Ese evento es el momento en el que se comienzan a contabilizarse los 40 días. Pero como algunos saben, el número 40 está repleto de sentidos muy profundos, tanto en la Biblia como en el Bendito Corán, donde tenemos:

(Al-Ahqâf, Las Dunas), aleya 15: “(…) Y al alcanzar la madurez, tras haber llegado a los cuarenta años, dice: ¡Señor mío! Infunde en mí que te agradezca el beneficio con el que me has favorecido a mí y a mis padres y que lleve a cabo buenas acciones que sean de Tu agrado; y haz mi descendencia recta (…)”

Muchos de los autores han relacionado el Arbain con la apertura hacia el mundo espiritual, es decir, la vida y el renacimiento. También es conocido el retiro que realizaban los hombres piadosos durante 40 días.

Si alguien practica una buena obra constantemente durante 40 días, recibirá ese atributo en concreto y las bendiciones de Dios.

El Profeta Moisés (P) rezó durante cuarenta noches, y tras estas plegarias pudo escuchar las palabras de Allah;

“Y cuando nos dimos cita con Moisés durante 40 días. Luego, cuando se fue, cogisteis el ternero, obrando impíamente” (Corán 2:51).

Así mismo, dijo el Profeta Muhammad (PyB): “Quien se dedica a Allah (Dios) durante 40 días, encontrará manantiales de sabiduría que brotarán de su corazón y fluirán de su lengua”.

Y algo muy importante; tras 40 días, la Familia del Profeta (PyB) realizó la visita a Kerbalá, donde fueron martirizados una gran parte de sus seguidores y amigos.

Por último, el acontecimiento de Karbalá dotó de vigor y de fortaleza al Islam, reverdeciendo su sentido original y dotándolo de una dignidad insuperable en torno a un principio fundamental, tal y como el Imam Hussein (AS) dijo:

“Establecer la justicia y luchar contra la injusticia”

“El motivo de este movimiento es para denunciar al gobierno de Yazid, que se manifiesta en contra del islam, y para ordenar el bien y rechazar el mal, y terminar con la opresión, la crueldad y la injusticia. Mi propósito es proteger el Sagrado Corán y revitalizar la religión de Muhammad (BPD)”.

El Imam Muhammad Al-Baquir (P) cita que los cielos lloraron sobre el Imam Hussein (P), por 40 mañanas, con amaneceres rojos y atardecer rojos”.

“Ashura es el día del martirio de los creadores de la historia y Arbain es el día de la peregrinación de los hacedores de Ashura”.

En definitiva, Arbaeen marca un hito tanto simbólico como real en la vida del creyente. Como dijo el Imam Hussein:

 “El asociarte con gente corrupta te convierte en alguien sometido a la sospecha”.

Ahlul Bait

Prensa Islamica