ARGENTINA› DICTAMEN EN CONTRA DE LA EXCARCELACION DE MILAGRO SALA

La fiscal la quiere detenida

Tras el pronunciamiento de Liliana Fernández de Montiel, el juez Gastón Mercau dijo que no se tomará los cinco días de plazo para definir si libera o no a la dirigente de la Tupac Amaru. Desde esa organización reiteraron que Sala es “una presa política”.

El juez de feria jujeño Gastón Mercau volvió ayer sobre sus pasos y ahora dijo que definirá “antes” de los cinco días de plazo si concede o no la excarcelación de la dirigente social y diputada del Mercosur, Milagro Sala, detenida desde hace 12 días por una denuncia del gobernador radical de Cambiemos, Gerardo Morales, por el supuesto delito de “tumulto” e “instigación a cometer delitos” tras el acampe en la céntrica Plaza Belgano de San Salvador de Jujuy para reclamar la continuidad laboral de miles de cooperativistas. El lunes por la noche la fiscal Liliana Fernández de Montiel, elevó el dictamen donde opina que “no hay que hacer lugar” el pedido y que Sala debe seguir detenida”. En tanto, el fiscal de Estado de Jujuy, Mariano Miranda –que ató la liberación de Sala a cambio del fin del acampe– insistió en que la líder de la Tupac Amaru “no está presa por movilizarse”, sino “por las distintas causas y los antecedentes personales”. Desde la Tupac, ratificaron su denuncia de que Sala es una “presa política”, que “no existen en la causa elementos jurídicos para mantenerla detenida”, que no han sido notificados de otras causas y exhibieron un certificado de la División Antecedentes Personales de la policía jujeña donde consta que Sala “no registra causas judiciales, faltas contravencionales ni pedidos de indagatoria o comparendo”.

Mercau había dicho en una rueda de prensa el lunes que, tras el pronunciamiento de la fiscal Fernández de Montiel, disponía de cinco días para resolver el pedido de cese de detención solicitado por la defensa de Sala. Ayer por la mañana, el juez dijo que si bien tiene “cinco días” para definir si concede la excarcelación que pidieron los abogados de Sala, “seguramente” tomará su decisión “antes” de ese plazo. Además confirmó que la fiscal “elevó el dictamen” del caso “y opina que no hay que hacer lugar (al pedido) y que (Sala) debe seguir detenida”.

Ante los periodistas, Mercau había dicho el mismo lunes que todavía “se están produciendo pruebas” y que “se han pedido más informes que faltaban a los canales de televisión respecto a filmaciones de la fecha del acampe”. Ayer, antes de que el juez revelara que no se tomaría el máximo del plazo procesal para expedirse, el abogado defensor de Milagro Sala salió al cruce del magistrado. “Entendemos que el plazo se acabó anoche (por el lunes) y (Mercau) tiene dos horas extraordinarias hoy. Nosotros hicimos el pedido de liberación el lunes 18, y el plazo se cumplió ayer. Ahora tiene dos horas para resolver la situación”, aseguró Luis Paz.

“Los plazos procesales se han agotado para la Justicia” ya que “la Ley orgánica del Poder Judicial en la provincia le ordena al juez resolver las medidas cautelares con plazos más abreviados, pero esto no ha ocurrido”, insistió Paz y cuestionó la conferencia de prensa que dio Mercau en uno de los salones del Palacio de Justicia jujeño porque aseguró que a la misma hora “estaba pautada una audiencia con dos testigos” de la defensa. Además, reiteró que “Milagro es una presa política”.

Desde los gobiernos nacional y provincial salieron a respaldar a la Justicia jujeña. “Me parece que hay instituciones que funcionan, y en este caso una señora que habría cometido delitos y que los jueces consideraron que debe permanecer detenida. Esto está en revisión de los tribunales superiores, podrá ser revisado o no por la Cámara, pero me parece que no es, claramente, una presa política”, dijo el ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano.

En tanto, el fiscal de Estado jujeño dijo que Sala “está presa por instigación a cometer delitos, está presa por el delito de tumulto, está presa por las distintas causas y los antecedentes penales” que tiene y, en comparación, apuntó que “en la causa existen otros imputados sobre los que no pesan órdenes de detención”. Aunque Miranda evitó a hacer mención que uno de los cuatro imputados, Emilio Cayo, se fotografió con Morales mientras Sala estaba presa. “No nos olvidemos de que un día de la semana pasada (sin precisar) hemos interpuesto denuncias por asociación ilícita, malversación de fondos públicos y defraudación al Estado”, que constituyen “una figura agravada”, agregó Miranda.

Para el abogado defensor de Sala, los agregados que se han hecho al expediente sólo están conformados por “denuncias periodísticas que ha presentado la Fiscalía de Estado”. Paz desmintió a Miranda sobre los antecedentes penales de Sala. En el expediente judicial por su detención figura un informe de la policía jujeña fechado el 16 de enero que confirman que Sala “no registra causas judiciales, faltas contravencionales ni pedidos de indagatoria o comparendo”. Sala ya estaba presa. “Todas las causas anteriores estaban ligadas a la criminalización de la protesta social y en todas Milagro fue absuelta”, agregaron desde la Tupac.

FUENTE PAGINA 12