Argentina: Fuerte repudió a visita del primer ministro israelí Netanyahu a Argentina

En la primera visita de un gobernante israelí a Argentina, llegó este lunes a Buenos Aires el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, entre fuertes expresiones de rechazo de sectores progresistas de la comunidad israelita, de diversos movimientos y organizaciones sociales y políticas, y personalidades como el premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel.
Netanyahu lleg√≥ al aeropuerto de Ezeiza acompa√Īado por su esposa Sarah y una comitiva de 30 hombres de negocios para una visita de 48 horas en el marco de una gira por Colombia y M√©xico que terminar√° en Nueva York, para asistir a la Asamblea General de la Organizaci√≥n de Naciones Unidas (ONU).
Su llegada fuertemente custodiada por un enorme aparato de seguridad, con la presencia de la inteligencia israelí, que tiene vínculos estrechos con el gobierno derechista del presidente Mauricio Macri, produjo un caos por los cortes de calles y avenidas y el despliegue de efectivos policiales en varios puntos de la ciudad, mientras surgen cada vez más voces de repudio a su visita.
Por la tarde, encabezó junto a la vicepresidenta Gabriela Michetti un acto en la Plaza de la Memoria de la embajada de Israel en conmemoración de los 22 muertos (y unos 200 heridos) que produjo un atentado el 17 de marzo de 1992, cuya responsabilidad no se estableció hasta hoy.
Luego visit√≥ la sede nueva de Asociaci√≥n Mutual Israelita Argentina (AMIA), ataque del que acus√≥, sin pruebas, a Ir√°n. Tambi√©n atribuy√≥ el bombazo a la embajada a la Rep√ļblica Isl√°mica.
Durante la tarde se reunió con la colectividad judía, religiosa y de derecha, ya que hay sectores muy críticos que se han organizado para repudiar su presencia y criticar la política contra Palestina y su posición en el mundo.
Este martes se reunirá con su anfitrión el presidente Mauricio Macri y participará en el Foro Empresario Económico que se celebrará en la cancillería argentina. Desde que Macri era jefe de gobierno de la Ciudad Autonóma de Buenos Aires (2007-2015), las relaciones con el gobierno de Netanyahu fueron muy estrechas e incluso la primer Policía Metropolitana que se creó durante su gestión recibió y recibe entrenamiento de especialistas israelíes.
El rabino Sergio Bergman vinculado a la ultraderecha israelí es ministro de Medio Ambiente del gobierno de Macri y el Secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj surgió de la ultraderechista Delegación de de Asociaciones Israelitas-Argentinas (DAIA), que representa a la poderosa elite empresarial de la comunidad judía local.
La llegada de Macri al gobierno provocó un cambio impactante de la agenda bilateral entre ambos países, desde que la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner terminó su mandato en diciembre de 2015.
Analistas locales recuerdan que uno de los primeros pasos del nuevo gobierno que manejaba lo que aqu√≠ se llam√≥ el Partido Judicial, que reun√≠a a jueces y fiscales aliados a Macri, que persiguieron a la ex mandataria durante su gobierno, y que ahora est√°n ‚Äúen el poder‚ÄĚ fue lograr que √©stos reabrieran una causa que estaba cerrada por absoluta falta de pruebas como era la utilizaci√≥n del Memor√°ndum de Entendimiento firmado a fines de 2013 con Ir√°n -que nunca se aplic√≥- en un intento por buscar un camino para encontrar la verdad sobre los verdaderos responsables del cruento atentado contra la AMIA en julio de 1994.
En estos momentos el pol√©mico juez Claudio Bonad√≠o unific√≥ esta causa reabierta contra Fern√°ndez de Kirchner, el canciller H√©ctor Timerman, por supuesto encubrimiento a funcionarios iran√≠es acusados- tambi√©n sin pruebas- por Israel y Estados Unidos por ese atentado y otra acusaci√≥n absurda de ‚Äútraici√≥n a la Patria‚ÄĚ, por haber firmado ese principio de acuerdo, en un gesto que coincide con esta visita.
Por cierto también Macri cambió un voto positivo en la Unesco que condena a Israel en el conflicto con los palestinos y se abstuvo.
Lo m√°s importante que se firmar√° es sin duda el acuerdo de Seguridad, y con esto se justificar√° y ‚Äúlegalizar√°‚ÄĚ cualquier tipo de operaci√≥n conjunta en la llamada guerra antiterrorista, supuestamente contra el narcotr√°fico, el crimen organizado y por supuesto el terrorismo, algo en que los hombres de Macri ya vienen ajustando desde su lugar en el gobierno de esta capital desde 2007 hasta ahora.
La propia prensa israelí ha criticado este viaje, que se realiza cuando surgen evidencias específicas sobre corrupción, tanto para el primer ministro como para su esposa Sarah, investigados por la justicia de su país.
 
‚ÄúFuera de Argentina‚ÄĚ dicen la mayor√≠a de los comunicados de organizaciones de derechos humanos, sociales y politicas, que llamaron a una marcha a realizarse este martes en la Avenida 9 de julio, para repudiar su visita y condenar la actuaci√≥n de Netanyahu contra el pueblo palestino y acusarlo de cr√≠menes de lesa humanidad.
El premio Nobel de la Paz argentino, Adolfo P√©rez Esquivel, rechaz√≥ la llegada al pa√≠s Netanyahu, y denunci√≥ que ¬ęno s√≥lo √©l mismo est√° acusado de haber cometido cr√≠menes de lesa humanidad en la Corte Penal Internacional por matar civiles bombardeando escuelas, hospitales y mezquitas de Palestina, sino que adem√°s le brinda protecci√≥n a un represor de la √ļltima dictadura argentina¬Ľ.
Consider√≥ que Israel protege y se niega a extraditar a Teodoro An√≠bal Gauto, ex agente del Batall√≥n 601 pr√≥fugo de la justicia argentina y con pedido de captura internacional de Interpol, acusado de haber cometido delitos de lesa humanidad en el centro clandestino de La Cacha durante la √ļltima dictadura c√≠vico-militar.
‚ÄúNo me extra√Īa que este presidente, tan empe√Īado en desconocer los 30 mil desaparecidos por la dictadura militar, en minimizar la pol√≠tica de derechos humanos, y desconocer la desaparici√≥n forzada de Santiago Maldonado, tenga buenas relaciones con un protector de represores. No es casual que no hablen de terrorismo de Estado‚ÄĚ, a√Īadi√≥ P√©rez Esquivel.
Netanyahu está denunciado en Argentina por crímenes contra el pueblo palestino. El periodista y dirigente del Partido Liberación, Sergio Ortiz amplió este mes su denuncia en el fuero federal de Córdoba contra el primer ministro por crímenes de guerra y delitos de lesa humanidad cometidos en Gaza y los que continuaron luego de los bombardeos. En Argentina, los crímenes de lesa humanidad son imprescriptibles.
lj