ASIA-PACIFICO: Seúl y Washington continúan discusiones sobre despliegue adicional de «recursos estratégicos»

Integrar imagen
Los ejércitos surcoreano y estadounidense continuarán sus discusiones sobre el despliegue de «recursos estratégicos» en la Península de Corea, informó hoy lunes el Ministerio de Defensa de la República de Corea, un día después de que un caza bombardero norteamericano B-52 sobrevolase el territorio surcoreano.
El portavoz de la referida cartera, Kim Min-Seok, dijo en una rueda de prensa ordinaria que su país y Estados Unidos están discutiendo, de forma cercana y continua, el despliegue de otras armas estratégicas aparte del B-52.
Con capacidad de lanzar misiles nucleares, el B-52 regresó a su base en Guam tras sobrevolar la base aérea de Osan, a unos 40 kilómetros al sur de Seúl, en respuesta a la cuarta prueba nuclear por parte de la República Popular Democrática de Corea (RPDC).
Pyongyang anunció el 6 de enero que había probado con éxito su primera bomba de hidrógeno, en lo que ha sido su cuarto ensayo nuclear. Las pruebas anteriores se efectuaron en 2006, 2009 y 2013.
Según se informó, entre los recursos militares estratégicos adicionales de EEUU se incluyen también un portaaviones, un submarino nuclear y aviones de combate invisibles F-22.
Existe la convicción generalizada de que el portaaviones Ronald Reagan, actualmente en Yokosuka (Japón) será desplegado en la península durante los ejercicios conjuntos anuales de la República de Corea y EEUU, cuyo inicio está programado para el próximo febrero.
A raíz de la tercera pueba nuclear de Pyongyang en febrero de 2013, el ejército estadounidense envió sus armas estratégicas a la Península de Corea como represalia.
PD