Bahrein: Amnistía lanza una campaña en línea para exigir la liberación del destacado defensor de los derechos humanos Nabeel Rajab

Imágenes integradas 1
Amnistía Internacional lanzó una campaña en línea en solidaridad con el destacado activista de derechos humanos bahreiní Nabeel Rajab, que ha estado tras las rejas por sus críticas a la familia gobernante Al Khalifah, e instó a Manama a liberarlo «inmediata e incondicionalmente».

A través de su campaña en línea, la organización no gubernamental con sede en Londres pide enviar un correo electrónico al rey bahreiní Hamad bin Isa Al Khalifah para exigir la liberación de Rajab y poner fin a la actual represión contra activistas de derechos humanos en el pequeño reino del Golfo Pérsico.

«Envíe un correo electrónico al rey de Bahréin, pidiéndole que libere a Nabeel, y detenga las medidas represivas de las autoridades de Bahréin contra los valientes que hablan en nombre de los derechos humanos», exhorta al público.

Amnistía subrayó la importancia de tales acciones en línea, que anteriormente contribuyeron a la liberación de Ebtisam al Saegh, otro defensor de los derechos humanos en Bahréin.

Al señalar que el veredicto de Nabeel es inminente el 21 de febrero, la organización dijo: «Debemos movilizarnos de manera rápida y efectiva, antes de que sea demasiado tarde».

La organización de derechos humanos describió a Rajab como uno de los «valientes defensores de los derechos humanos» y un «preso de conciencia, detenido únicamente por ejercer pacíficamente su derecho a la libertad de expresión».

Dijo que Rajab, que ha estado detenido desde 2016, «pasó unos insoportables nueve meses en confinamiento solitario, lo que equivale a tortura y malos tratos».

El mes pasado, el Tribunal de Casación de Bahrein, que tiene la última palabra en la cuestión de las apelaciones en el país, confirmó una sentencia de cárcel de dos años emitida para el presidente del Centro de Derechos Humanos de Bahrein, de 52 años.

Rajab se ha enfrentado a dos juicios, uno relacionado con su crítica al régimen gobernante en supuestas entrevistas que ha dado y declaraciones hechas a medios extranjeros, y otro que tiene que ver con la publicación de tweets críticos.

Rajab fue detenido el 13 de junio de 2016 por la publicación de tweets. Se enfrentará a una nueva audiencia sobre el caso el 21 de febrero.

Si se lo declara culpable, Rajab enfrentaría hasta 15 años de cárcel, según Amnistía.

Manama considera a Rajab uno de los líderes de las protestas a las que el régimen se ha enfrentado desde 2011.

Decenas de personas han muerto y cientos han sido arrestadas durante la represión con la ayuda de las tropas de Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos.

ptv / pi