BDS: Israel enseñó a Policía de EEUU táctica de rodilla-en-cuello

  • El ya expolicía de EE.UU. Derek Chauvin aprieta la rodilla en el cuello de George Floyd, y lo mata asfixiándolo, Mineápolis, 25 de mayo de 2020.
La campaña propalestina de BDS denuncia que la Policía estadounidense asesinó a George Floyd, aplicando uno de los métodos de asfixia que aprendió de Israel.

Floyd, de 46 años, murió el pasado 25 de mayo, cuando era arrestado y esposado por la Policía de la ciudad de Mineápolis, en el estado de Minnesota (norte). La difusión de un vídeo donde se ve a un policía blanco con la rodilla en su cuello ha multiplicado las protestas por todo EE.UU. con el lema “no puedo respirar”, en alusión a las últimas palabras de este afrodescendiente antes de morir.

Una petición de la campaña de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS), recogida el viernes por distintos medios, acusa al régimen de Tel Aviv de “enseñar” a la Policía estadounidense los métodos de enganche de sofocación y rodilla-en-cuello, que se aplica con mucha frecuencia contra los palestinos en los territorios ocupados.

“Sabemos que la Policía de Mineápolis fue entrenada por agentes israelíes (…) Los departamentos policiales usan las tácticas israelíes para responder a las demandas por la salud pública y la seguridad”, se lee en la petición firmada por cientos de organizaciones e individuos de la Universidad de California.

De hecho, rodilla-en-cuello, el método que usó el ya expolicía Derek Chauvin para “asesinar” a Floyd “ha sido usado y perfeccionado para torturar a palestinos por las fuerzas de ocupación israelí en los últimos 72 años de la limpieza étnica y el desahucio”, añade la publicación.

 

Teniendo en cuenta todo eso, subraya BDS, “Israel tiene la culpa” por la brutalidad de la Policía estadounidense, por haberle enseñado métodos de enganche de sofocación.

La campaña propalestina, asimismo, pidió a la Universidad de California que ponga fin a inversiones en las compañías que benefician la “ilegal ocupación israelí” de las tierras palestinas.

La violencia policial es la sexta causa de muerte entre los jóvenes afrodescendientes en EE.UU. Estos tienen, según un estudio de las universidades de Michigan, Rutgers y Washington, 2,5 veces más de posibilidades de morir a manos de la Policía que los blancos.

ask/ktg/hnb/msf