“Biografía de la Honorable Sayyeda Sukaina bint Al-Hussain (P) en conmemoración de su martirio”

Efeméride

“Biografía de la Honorable Sayyeda Sukaina bint Al-Hussain (P) en conmemoración de su martirio”

QOM. (ABNA) – Sukaina (en árabe: سکینة) era una de las hijas del Imam Hussain (P) que estaba presente en el suceso de Karbalá. Después de Ashûra, ella junto con otras mujeres de la familia del Imam Hussain (P) fue llevada cautiva a Kufa y Damasco.

Nombres y título

Su nombre es Amena (en árabe: آمنة) o según algunos informes Amima (en árabe: اَمیمة) y su madre era Rabab hija de Imri’ al-Qais. Ella fue conocida como Sukaina y este apodo fue derivado de la palabra árabe “Sukun” que significa “Silensiocidad” o “Tranquilidad”. El apodo Sukaina le fue dado por su madre, ya que ella siempre era tranquila.

Matrimonio

Se ha narrado que ella se casó con su primo ‘Abd Allah Ibn Hassan. Sin embargo, estos informes contradicen algunos otros informes históricos que dicen que ‘Abd Allah Ibn Hassan no había alcanzado la edad de pubertad en Karbalá.

El afecto del Imam Hussain hacia Sukaina

El Imam Hussain (P) era muy cariñoso con su hija Sukaina. Se ha narrado que el Imam Hussain (P) expresó su afecto a ella y a su madre al componer un poema, que se traduce de la siguiente manera:

“¡Por tu vida! Me gusta aquella casa, en la que están Sukayna y Rabab. Las amo y les doy todas mis propiedades a ellas y nadie tiene derecho a culparme”.

Presencia en Karbalá

Los historiadores y biógrafos mencionaron su nombre en varias ocasiones en Karbalá. Según un informe, el día de ‘Ashura, cuando el Imam Hussain (P) entró a las tiendas de campaña por última vez, se despidió de cada uno de sus familiares, Entonces se acercó a Sukaina, que se había sentado en la esquina de la tienda y estaba llorando. Él le pidió que fuera paciente, la abrazó, limpió sus lágrimas y le leyó un poema traducido de la siguiente manera:

“¡Oh, mi querida Sukaina! Sabes que después de mí, tu llanto se prolonga. Así que mi hija no quemes mi corazón con tus tristes lágrimas mientras yo esté vivo. ¡Oh, la mejor de las mujeres! El llanto es más adecuado para ti después de mi martirio”.
En otro informe sobre la última despedida del Imam Hussain (P), se ha narrado que el Imam (P) llegó a las tiendas de campaña y dijo a las mujeres de Ahlul-Bait: “¡Oh Zainab, Oh Umm Kulzum, Oh Fátima y Oh Sukaina! ¡Mi saludo sea sobre vosotras!”
Cautividad.

Después del evento de ‘Ashura, Sukaina junto a los otros cautivos de Ahlul Bait (P) fueron llevados a Kufa y luego a Damasco. A lo largo de este viaje, ella junto con otros miembros de la familia del Imam Hussain (P) informaron a la gente sobre la tiranía de los Omeyas y el horrible crimen que cometieron a los descendientes del Profeta (Bpd) en Karbalá. Describiendo la entrada de la caravana de Ahlul-Bait a Damasco, Sahl Ibn Sa’d As-Sa’idi, un compañero del Profeta (PBD), informó:

El día en que los cautivos entraron a Damasco, vi a un hombre con una lanza con una cabeza incrustada que se parecía al Profeta del Islam (Bpd). Después de él, vi a una niña en un camello sin montura. Me apresuré hacia ella y le dije:

“¡Oh, hija mía! ¿Quién eres?” Ella dijo: “Sukaina hija de Hussain”. Le dije: “¿Puedo hacerte algún favor? Soy Sahl Ibn Sa’d, he visto a tu bisabuelo y escuché sus palabras”. Ella respondió: “¡Oh, Sahl! ¿Podrías decirles a los soldados que alejen estas cabezas de nosotros, para que, la gente se ocupe mirando estas cabezas y no mire a las mujeres de Ahlul Bait?”

Sahl narra: Fui ante el hombre que llevaba la cabeza del Imam Hussain (P) con una lanza y le di 40 dinares para que alejase esta cabeza de estas mujeres.

El Imam Baqir (P) narró que las cautivas de Karbalá fueron llevadas a la reunión de Yazid con caras descubiertas. Cuando las personas de Damasco que estaban allí las vieron, se dijeron entre sí: “No hemos visto cautivos como ellas. ¿Quiénes son?”. El Imam Baqir (P) agregó:” En ese momento, mi tía (Sukaina) dijo en voz alta: “Somos prisioneros de la familia de Muhammad (Bpd)”.

Regreso a Medina

Después de su cautiverio, Sukaina y otros miembros de la caravana regresaron a Medina. Se ha narrado que una vez que Sukaina y la hija de Uzman estuvieron presentes en una reunión. La hija de Uzman se jactaba de ser hija de un mártir (considerando la muerte de su padre como martirio). En aquella reunión Sukaina no le respondió hasta el momento del Adhan. Entonces, tan pronto como el muecín gritó: “Doy testimonio que Muhammad es el Mensajero de Dios” Sukaina le dijo a la hija de Uzman, “¿Este Muhammad es mi bisabuelo o el tuyo? Entonces, la hija de Uzmán se sintió avergonzada y dijo: “Nunca me jactaré delante de ustedes”.

Su conocimiento y características espirituales

Sukaina era una de las mujeres más eminentes, más inteligentes y virtuosas de su tiempo. Era tan virtuosa y espiritual que el Imam Hussain (P) dijo acerca de ella:

“Sukaina está absorta en Dios” 

Ella es considerada una narradora confiable de hadices, y había narrado los hadices de su padre, y varios narradores de hadices han trasmitido los hadices mencionados por ella. También era muy elocuente en árabe y dijo muchos poemas acerca de su padre, el Imam Hussain (P).

Fallecimiento

Hay varios informes sobre el lugar de su fallecimiento. Según la mayoría de las fuentes, falleció el día 5 de Rabi’ al-Awwal del año 117 de la hégira (735 D.C.), en Medina. Basado en algunos informes, ella fue enterrada en el cementerio de Baqi’. Por otro lado, algunos otros historiadores han escrito que Sukaina falleció en Damasco. Por lo tanto, hay una tumba con su nombre en el cementerio de Bab As-Saqir en Damasco.
© 2005-2019 AhlulBait News Agency (Agencia de Noticias de Ahlul Bait). Todos los derechos reservados. Se autoriza la reproducción, traducción o distribución de esta noticia sin modificar el contenido y citando la fuente ABNA24 y el autor/traductor.

fuente abna