Bloque islámico OCI denuncia ley ‘racista’ impulsada por Israel

  • Una sesión de la Organización para la Cooperación Islámica (OCI).
La Organización para la Cooperación Islámica (OCI) denuncia la polémica “ley del estado-nación judío” que intenta “legitimar” las políticas “racistas” de Israel.

El Comité de Representantes Permanentes de la OCI, con sede en Arabia Saudí, discutió el miércoles la polémica ley israelí, que a su juicio, forma parte de los intentos del régimen de Tel Aviv para dar un aspecto “legítimo” a las políticas expansionistas de la ocupación.

“Recoger la colonización israelí en leyes y defenderla como un valor nacional únicamente significa erradicar la identidad y la lengua árabe entre los palestinos (…) Eso justifica la limpieza étnica y le niega a una nación entera su existencia, historia, identidad y derechos”, se lee en un comunicado de la OCI.

El secretario general de la OCI, Yusef bin Ahmed al-Othaimeen, a su vez, aseguró que Israel, empleando tales leyes racistas y medidas, no podrá “legitimar la injusticia, la agresión y las violaciones a los derechos de la nación palestina”.

Recoger la colonización israelí en leyes y defenderla como un valor nacional únicamente significa erradicar la identidad y la lengua árabe entre los palestinos (…) Eso justifica la limpieza étnica y le niega a una nación entera su existencia, historia, identidad y derechos”, se lee en un comunicado de la Organización para la Cooperación Islámica (OCI).

 

De igual modo, Al-Othaimeen señaló que, para la OCI, una paz duradera entre los israelíes y los palestinos no se materializará, si Israel se niega a poner fin a “la ocupación colonial” de los territorios palestinos y renunciar a “sus políticas y leyes racistas”.

Mahir Karaki, el representante permanente de Palestina ante la OCI, por su parte, pidió a la comunidad internacional que tome acciones contra el racismo israelí. Asimismo denunció que el régimen de Tel Aviv hace todo eso, aprovechando el apoyo integral que recibe desde Estados Unidos.

La aprobación del nuevo plan expansionista israelí en julio, que sigue defendiendo el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha provocado el rechazo a nivel mundial, además de no ser tampoco bien acogida entre los propios israelíes. Grupos defensores de los derechos humanos y Gobiernos occidentales también califican la ley de “racista”.

La Organización para la Liberación de Palestina (OLP), así como las autoridades palestinas, critican la ley en cuestión e insisten en el fin a la ocupación israelí y en el establecimiento de su Estado independiente.

ask/rha/myd/mjs