Bolivia prevé un crecimiento económico de 5,8% entre 2016 y 2020

  • El presidente de Bolivia, Evo Morales.

    El presidente de Bolivia, Evo Morales.

El Gobierno de Bolivia prevé un crecimiento anual de la economía del 5,8 por ciento hasta el 2020, gracias a una fuerte inversión pública y una mayor producción de gas natural.

“Se alcanzará un crecimiento promedio del PIB de 5,8 por ciento en el periodo 2016-2020 (…) Es un gran desafío garantizar estas grandes inversiones para seguir creciendo económicamente pero también para desarrollarnos”, ha declarado este martes el presidente boliviano, Evo Morales, al presentar la propuesta.

Se alcanzará un crecimiento promedio del PIB de 5,8 por ciento en el periodo 2016-2020 (…) Es un gran desafío garantizar estas grandes inversiones para seguir creciendo económicamente pero también para desarrollarnos”, según ha declarado el presidente boliviano, Evo Morales.

El país andino, cuya economía depende de la explotación de materias primas, espera alcanzar un Producto Interno Bruto (PIB) de 57.000 millones de dólares en 2020, que se compara con los 33.000 millones del año pasado y los 9000 millones de 2006, cuando Morales llegó a la Presidencia.

Al presentar un plan para el próximo quinquenio, Morales ha destacado que la inversión pública superará los 48.000 millones de dólares en el período, mientras que calcula que la privada llegará al 8 % del PIB de uno de los países más pobres de Sudamérica.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, participa en las pruebas iniciales realizadas a la infraestructura en la refinería Gualberto Villarroel, situada en la región de Cochabamba (centro).

 

Entre los objetivos sociales, el plan se propone reducir la pobreza extrema del 17,3 % (2014) a 9,5 %; la pobreza moderada al 24 % (desde 39,2 % en 2014) y disminuir a 25 veces la desigualdad de ingresos entre el segmento más rico y el más pobre (39 veces en 2015).

Asimismo, se ampliará la cobertura de agua potable, alcantarillado y otros servicios básicos, particularmente en las áreas rurales.

El Plan de Desarrollo 2016-2020 incluye la ejecución de los proyectos de industrialización de los recursos naturales como el litio, el gas y el hierro, así como significativas inversiones para la exportación de gas y electricidad, orientadas a convertir a Bolivia en un centro energético sudamericano.

Según cálculos oficiales, la producción de gas natural subirá al menos a 73 millones de metros cúbicos por día desde los 60 millones actuales. También se espera un aumento de las reservas probadas de gas.

myd/anz/rba