Bolivia: “Una nueva era de paz e integración entre Bolivia y Chile es posible tras zanjar tema mar”

El presidente Evo Morales afirmó el lunes que una nueva era de paz e integración entre Bolivia y Chile es posible, tras zanjar la centenaria demanda marítima boliviana con la ayuda de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

El 23 de marzo de 2011, Morales dio un giro a la política marítima boliviana y anunció la decisión de llevar a tribunales internacionales el diferendo con Chile, ante la falta de propuestas “concretas, útiles y factibles” por parte del Gobierno de ese país.
Bolivia oficializó en 2013 la demanda en contra de Chile ante la CIJ para obligarlo a negociar una salida soberana al océano Pacífico.

El pueblo “nos confió la histórica tarea de defender nuestra causa marítima, deber que hemos cumplido sin descanso, con el máximo patriotismo, la mayor responsabilidad y siempre confiados en que una nueva era de paz, integración y amistad entre Bolivia y Chile es posible, una vez que reparemos está herida abierta en el corazón de nuestra América”, dijo en una conferencia de prensa.

En septiembre de 2015, los miembros del CIJ echaron por tierra por 14 votos contra dos la impugnación de Chile y el argumento de que el diferendo marítimo quedó zanjado en un tratado limítrofe suscrito en 1904.

“La corte más importante del mundo ha reconocido en la sentencia sobre jurisdicción, de 24 de septiembre de 2015, que Bolivia nació con mar, fue objeto de una invasión y de una guerra de conquista territorial que lo despojó de su departamento del Litoral y su amplia costa”, recordó Morales.

El mandatario boliviano, contrario al argumento de Chile, estableció que el Tratado de 1904 no ha resuelto el diferendo marítimo.

Bolivia demanda que su vecino cumpla los ofrecimientos hechos a lo largo de la historia de negociar una salida soberana al océano Pacífico, que le arrebató tras una invasión y guerra en 1879.

“Naciones hermanas, líderes mundiales, premios Nobel y un sinfín de personalidades han apoyado abiertamente nuestro sueño de paz perpetua con Chile, cada día se han sumado más y más voces, incluso dentro de Chile, invocando la racionalidad y la justicia como la única fórmula para avanzar en la construcción de un futuro común que permita a ambos pueblos lograr una victoria conjunta donde no hayan perdedores ni vencedores”, agregó Morales.

Adicionalmente, dijo que los 193 países que integran la Organización de las Naciones Unidas conocieron a fondo la petición de Bolivia para cerrar una antigua controversia con Chile y fortalecer la paz en la región.

“Estamos seguros que académicos de todo el mudo desean que la sentencia que la Corte Internacional de Justicia emita, sea la piedra angular de buena fe; y esperamos que ayude a resolver otras disputas históricas que no tienen otro camino más que el diálogo y negociación”, remarcó el mandatario boliviano.

La Corte de La Haya fijó para el 1 de octubre la lectura de la sentencia del caso de “Obligación de Negociar” una salida soberana al mar.
abi