Brasil: Aprueban reforma política y algunas reglas ya regirán para las elecciones de 2018

Tras meses de discusión, diputados y senadores aprobaron al final del plazo la reforma política. Las nuevas reglas fueron sancionadas por el presidente Michel Temer y algunas ya valdrán para las elecciones de 2018.
Las elecciones generales están programadas para los días 7 de octubre (1ª ronda) y 28 de octubre (2ª ronda). Se elegirán al presidente de la República, a los veintisiete gobernadores de las unidades federativas, a dos tercios de los senadores, a todos los miembros de la Cámara de Diputados y a los legisladores de los estados y del Distrito Federal.
Entre las novedades están la creación de un fondo con recursos públicos para financiar campañas y compensar el fin de las donaciones de empresas (prohibidas por la Corte Suprema de Brasil), la adopción de una cláusula de desempeño para los partidos, el fin de las coaliciones partidistas a partir de 2020 y la determinación de un límite de gastos para las candidaturas.
El presidente vetó una propuesta que determinaba que los sitios web suspendieran, en un máximo de 24 horas y sin decisión judicial, la publicación de contenido denunciado como “discurso de odio, diseminación de informaciones falsas o ofensas contra un partido o candidato”. La propuesta fue objeto de críticas de parlamentarios y de varias entidades del sector de comunicación.
Lo que cambia ya a partir de las elecciones de 2018:
 
Cláusula de desempeño:
Antes: todos los partidos recibían una parte del fondo partidista, y el tiempo de propaganda en emisoras de televisión y de radio era calculado de acuerdo con el tamaño de la bancada de cada partido en la Cámara de Diputados.
Ahora: los partidos necesitan alcanzar un desempeño electoral mínimo para tener derecho a tiempo de propaganda y acceso al fondo partidista. Para 2018, tendrán que alcanzar al menos el 1,5% de los votos válidos, distribuidos en al menos nueve estados, con al menos el 1% de los votos válidos en cada uno de ellos. Como alternativa, pueden elegir al menos nueve diputados, distribuidos en al menos un tercio de las unidades de la Federación. Las exigencias aumentarán gradualmente hasta 2030.
 
Fondo electoral
Antes: no existía. Partidos y candidatos podían recibir donaciones solamente de personas físicas y no había fondos públicos destinados directamente a campañas electorales.
Ahora: se ha creado un fondo electoral con dinero público para financiar campañas electorales. El fondo, estimado en unos US$ 537 millones, tendrá la siguiente distribución: el 2% divididos igualmente entre todos los partidos; el 35% entre los partidos con al menos un diputado en la Cámara; el 48% entre los partidos en la proporción del número de diputados en la Cámara el 28 de agosto de 2017; y el 15% entre los partidos en la proporción del número de senadores el 28 de agosto de 2017.
 
Recaudación
Antes: los candidatos podían iniciar la recaudación solo en agosto del año de la elección, pero el acceso al dinero estaba condicionado al registro de la candidatura.
Ahora: los candidatos pueden recaudar recursos en campañas en línea (crowdfunding, financiación colectiva) a partir del 15 de mayo del año electoral. Además, los partidos pueden vender bienes y servicios y promover eventos de recaudación. Las empresas están prohibidas de financiar candidatos.
 
Límite para donaciones
Antes: las personas físicas pueden donar el 10% de sus ingresos brutos declarados el año anterior a la elección.
Ahora: no ha cambiado. El presidente Michel Temer vetó un artículo que preveía un límite de 10 salarios mínimos.
 
Límite para gastos
Antes: sin límite.
Ahora: el límite se estableció según el puesto a que uno se candidata (valores aproximados):
Presidente: US$ 22,1 millones en la primera vuelta y la mitad de ese valor en caso de segunda vuelta.
Gobernador: entre US$ 884 mil y US$ 6,6 millones, dependiendo del número de electores del estado.
Senador: entre US$ 790 mil y US$ 1,77 millones, dependiendo del número de electores del estado.
Diputado federal: US$ 790 mil.
Diputado de estado y del Distrito Federal: US$ 316 mil.
 
Debates
Antes: emisoras de televisión y radio estaban obligadas a invitar a candidatos de partidos con más de nueve diputados en la Cámara de Diputados.
Ahora: ese número se redujo a cinco.
 
Voto impreso
Antes: no había. El voto quedaba registrado solo en la urna electrónica.
Ahora: el voto deberá ser impreso a partir de la elección de 2018, pero el Tribunal Superior Electoral ya comunicó que no tendrá presupuesto para implementar la medida en todo Brasil el próximo año.
ebc