Casación Federal definirá si reabre la denuncia de Nisman contra Cristina Kirchner por encubrimiento. 

Mostrando 581787b910a23_324x182.jpg
Así lo dispuso la Sala I de la Cámara Federal porteña al hacer lugar a la apelación del fiscal Germán Moldes y de la Daia (Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas) para que aquella denuncia, rechazada por dos instancias judiciales, sea reexaminada por el tribunal superior.
El reclamo de reabrir la denuncia del extinto fiscal Alberto Nisman contra la ex presidenta Cristina Kirchner por supuesto encubrimiento del atentado a la Amia dio un paso adelante al quedar en manos de la Cámara Federal de Casación Penal la resolución del tema.
La cuestión será tratada ahora por la Sala de Casación, que integran los jueces Ana María Figueroa, Gustavo Hornos y Mariano Borinsky, quienes deberán resolver sobre los pedidos realizados por la entidad judía y por Moldes de reabrir la causa aduciendo la aparición de nuevas evidencia en el caso.

Se trata de la denuncia que Nisman presentó el 14 de enero del 2015, en que acusó a la ex presidenta y a varios de sus funcionarios, así como de otros particulares, de haber encubierto el atentado a Amia de 1994, nueve años antes del ascenso delo kirchnerismo al poder.

Esa denuncia fue desestimada luego de la muerte de Nisman por el juez federal Daneil Rafecas y por la Sala I de la Cámara Federal porteña, que con el voto de los jueces Jorge Ballestero y Eduardo Freiller, adujeron inexistencia de delito pese al impulso que le dio en primera instancia el fiscal Gerardo Policita.

El entonces titular de la UFI AMIA aseguró que el Memorándum de Entendimiento firmado por los estados de Argentina e Irán en 2013 habilitaba un pacto que haría caer las circulares rojas de Interpol que pesaban sobre los imputados iraníes del atentado a la mutual judía y que a cambio se revitalizarían las relaciones comerciales entre Argentina e Irán, pero ninguna de las dos cosas ocurrieron.
En septiembre ultimo, Rafecas desestimó el nuevo pedido de la Daia, por entender que no había ninguna nuevo delito agregado a la denuncia de Nisman, respaldada por la Daia, de los que ya había desestimado en abril del 2015 al no dar curso a la denuncia del fallecido fiscal.

Idéntico criterio mantuvo la Sala I de las Cámara Federal porteña, reiterando su posicionamiento de un año anterior, dando lugar a destempladas declaraciones de prensa del fiscal Moldes que afirmó que habían de “desratizar el Poder Judicial”, en referencia a los fallos adversos a su postura, calificando a la Cámara Federal como “milicia obediente de impunidad”.

La apelación tanto de Moldes como de la Daia para que el caso pase a la instancia judicial superior, la Cámara Federal de Casación Penal, es lo que acaba de conceder la Cámara Federal.

En su voto favorable a conceder la apelación, Ballestero recordó que Moldes, durante la instrucción de la causa Amia, “demostró una notoria falta de voluntad por impulsar la acción penal, no concurriendo a las audiencias dispuestas, no motivando sus presentaciones y llegando al punto de consentir los sobreseimientos dictados oportunamente en esa causa”.

“La arbitrariedad invocada por la pretensa querellante no se percibe en el caso. Sin embargo, clausurar el acceso a la Cámara de Casación mediante esa afirmación sería colocarme en juzgador de mis propias sentencias a la vez que correría un riesgo aún mayor: olvidar la coherente, persistente y tenaz lucha que la institución ha exhibido durante más de dos décadas en pos del esclarecimiento del atentado a la mutual judía”, añade en su voto Ballestero.

A su vez, Freiller rechazo las exabrupto del fiscal general y las recusaciones en contra de ambos camaristas pero compartio le criterio de su colega en tribunal de considerar admisible los recursos para que el expediente pase a Casación.
Télam/