Clero cristiano de Belén advierte contra anexión de Cisjordania

cisjordania

El clero cristiano de Belén advirtió este miércoles que la anexión parcial de Cisjordania planeada por Israel acarreará resultados catastróficos para su comunidad y llamó a los líderes del mundo a detener lo que considera una grave injusticia.

Estamos escribiendo esta carta en calidad de líderes espirituales de varias comunidades cristianas de Belén para las cuales este proceso ideado por Tel Aviv será particularmente catastrófico, alertaron los firmantes en una declaración pública.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, amenazó previamente con poner en práctica tal proyecto a partir del 1 de julio, sin embargo funcionarios gubernamentales confirmaron que el político de 70 años está a la espera de consultas con Estados Unidos y de un pronunciamiento de su presidente, Donald Trump, antes de proceder.

Después de la ocupación de 1967, el gobierno sionista usurpó grandes extensiones de tierra en las partes norteñas de Belén, Beit Jala y Beit Sahour, para construir asentamientos coloniales, lo que dificultó nuestra capacidad de crecer como colectividad, y ya anexaron uno de los sitios religiosos más importantes (el Monasterio de San Elías), denunció la autoridad eclesiástica.

Separaron a Belén de Jerusalén por primera vez en los dos mil años de historia cristiana en tierra santa, las únicas áreas que quedan para nuestra expansión, así como para la agricultura y para que las familias disfruten de la naturaleza, son los valles de Cremisan y Makhrour, ubicados al oeste de nuestras áreas urbanas, todos bajo peligro de anexión, dijo.

El clero cristiano de dicha ciudad agregó que su campo occidental, donde los feligreses cultivan desde hace varias generaciones, podría correr igual suerte de llevarse a vías de hecho el programa de Netanyahu, así como partes de la zona oriental, en la cual idean edificar un hospital infantil para los aldeanos.

Nuestra mayor preocupación es que la anexión de esos sitios empujará a más personas a emigrar, Belén rodeada de muros y asentamientos judíos ya se siente como una prisión abierta, de modo que la prisión se volverá aún más pequeña, sin esperanzas de un futuro mejor, reprobaron los denunciantes.

El plan de Netanyahu está en consonancia con el llamado Acuerdo del Siglo presentado en enero pasado por Trump y en virtud del cual Israel podría anexar a su territorio el 30 por ciento de Cisjordania.

‘Esto es robo de tierras, estamos hablando de tierras que son en gran parte de propiedad privada y que nuestras familias han poseído, heredado y cultivado durante cientos de años, la mayoría de los feligreses han perdido la esperanza en los poderes terrenales, se sienten desesperados e indefensos viendo a los bulldozers destruir sus terrenos’, enfatizaron.

La Autoridad Palestina (AP) repudió el programa y anticipó que su ejecución destruirá la perspectiva de paz en la región.

La AP reclama la conformación de un estado soberano, con las fronteras anteriores a 1967 y Jerusalén oriental como su capital, aspiración reconocida como un derecho legítimo por la Organización de Naciones Unidas y la Liga Árabe, entre otros organismos y bloques de países.

Source: PL