COLOMBIA: Santos y negociadores con las FARC analizan la etapa final para el acuerdo de paz

Integrar imagen
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, inició hoy una reunión que se extenderá hasta mañana con sus delegados en el proceso de paz con las FARC, para analizar la última fase de la negociación sobre fin del conflicto y refrendación del acuerdo final, previsto para el próximo 23 de marzo.
Santos y los miembros del equipo negociador del gobierno se reúnen a puertas cerradas en una sede de la Cancillería en la ciudad caribeña de Cartagena de Indias.
“Con optimismo, trabajaremos de tiro largo (sin parar) en la búsqueda del acuerdo final. Los puntos sobre fin del conflicto y refrendación monopolizarán nuestra energía”, manifestó el jefe de la delegación negociadora del gobierno, el ex vicepresidente Humberto De la Calle el martes pasado en una declaración pública.

De la Calle anticipó que la idea al reanudar dentro de pocos días las conversaciones en La Habana, sede del proceso de paz desde 2012, es hablar sin pausa para cumplir con la agenda del diálogo.

Por su parte, el ministro para el Posconflicto, Rafael Pardo, explicará al jefe de Estado y a los negociadores una veintena de proyectos de su cartera para la implementación de los acuerdos logrados con las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia).

Del encuentro participan el alto comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo; el jefe negociador, De la Calle; el general en retiro Jorge Enrique Mora, además de la canciller, María Angela Holguín, y del ministro del Posconflicto, Rafael Pardo, entre otros.

A ellos se sumarán también los asesores internacionales del gobierno que acompañan el proceso: el israelí ex ministro de Seguridad y ex canciller Shlomo Ben Ami; Joaquín Villalobos, ex jefe guerrillero salvadoreño y desde 1999 duro crítico de la izquierda latinoamericana y de su país, y el británico Jonathan Powell, jefe de gabinete de Tony Blair y jefe negociador en Irlanda del Norte.

En el marco del proceso de paz ya se han logrado acuerdos sobre desarrollo agrario, participación política de los guerrilleros que se desmovilicen, solución al problema de las drogas y en la atención a las víctimas del conflicto, que en cinco décadas deja más de 220.000 muertos, cinco millones de desplazados y al menos 45.000 desaparecidos.

Restan los puntos de fin del conflicto, que implica el alto el fuego bilateral y definitivo y dejación de las armas por parte de las FARC, así como la implementación, verificación y refrendación de todos los acuerdos.

Santos y el máximo líder de las FARC, Rodrigo Londoño, conocido con los alias de “Timochenko” y “Timoleón Jiménez”, acordaron en septiembre pasado en La Habana un plazo hasta el 23 de marzo para la firma del acuerdo final de paz.

El gobierno de Santos ha afirmado que esa fecha se debe respetar, pero algunos de los negociadores de las FARC han dicho que las conversaciones podrían extenderse hasta mediados de este año.

Fuentes de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz dijeron que se trata de una reunión de planeación como las que se han hecho en los años anteriores.

En tanto que la prensa colombiana sostiene que del encuentro saldrán las directrices a los delegados para concluir el último trecho de la negociación de paz.

Telám