Comisión Interamericana de DDHH tramita denuncia contra Argentina

  • Jorge Julio López durante una audiencia dos meses antes de su desaparición en 2006.

    Jorge Julio López durante una audiencia dos meses antes de su desaparición en 2006.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) tramita una denuncia contra Argentina por la desaparición de Jorge Julio López en 2006.

Se trata del albañil de La Plata que fue secuestrado y torturado durante la última dictadura militar por la banda del represor Miguel Etchecolatz y que volvió a desaparecer el 18 de setiembre de 2006, dos meses después de declarar contra sus secuestradores.

La presentación de la denuncia fue realizada ante la CIDH por la Asociación de ex Detenidos Desaparecidos (AEDD), la Unión por los Derechos Humanos y el Comité de Acción Jurídica (CAJ) en mayo de 2014. Es decir, el organismo internacional tardó tres años en enviar una copia de la denuncia al Estado argentino.

En el Gobierno del presidente conservador Mauricio Macri creen que el momento elegido no fue casualidad: la decisión es analizada como un llamado de atención en medio de la crisis generada por la desaparición del activista Santiago Maldonado, afirma este viernes el diario digital argentino Infobae.

 

La Justicia argentina, los organismos de derechos humanos y la familia han considerado como  “desaparición forzada” el caso de Maldonado, quien fue visto por última vez hace más de un mes cuando participaba en una serie de protestas de la comunidad indígena mapuche en la provincia de Chubut (sur).

La denuncia por la desaparición de este último no solo apuntó contra el presidente argentino y al jefe del Gabinete del Gobierno, Marcos Peña, sino también contra los ministros de Seguridad, Patricia Bullrich; de Justicia, Germán Garavano, y el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj.

La prueba de ADN revelada el pasado 4 de septiembre echó por tierra la hipótesis del Gobierno argentino que responsabilizaba a los mapuches por la desaparición del activista Maldonado.

El Gobierno designó a Garavano para tomar esa agenda que empieza a inquietar a los embajadores argentinos en el exterior, pues están recibiendo consultas al respecto, según lo ha confirmado una fuente de la Cancillería esta misma jornada al mencionado medio.

aaf/ctl/hgn/tas