Como los Nazis: Odio, racismo, islamofobia y muchos argumentos para avalar asesinatos y crímenes

Lo que sucede hoy en Palestina, en cierta forma se asemeja a las practicas Nazis de hace unos 80 años. ¡Antes era la judíofobia hoy es la islamofobia!

 

Portada de un típico artículo en la prensa israelí

 

Hoy un joven palestino, enfermo, discapacitado y desarmado en Jerusalén, fue asesinado a sangre fría. Los asesinos dicen que ellos habrían sospechado de llevar armas.

Ayer, otro palestino fue asesinado a tiros. La misma historia: los soldados harían sospechado que el conductor palestino habría tenido la intención de arrollarlos.

Estas historias son de todos los días. ¡Asesinar por sospechas!

No obstante, la típica publicación en los medios israelíes: Un “terrorista”, “islámico” y ataca deliberadamente a los inocentes soldados israelíes. ¡Motivos suficientes para matarlo!

Para todo el mundo, la resistencia contra la ocupación alemana en el gueto de Varsovia y en contra de la ocupación Nazi de Paris, eran resistencias heroicas y ejemplares. Para los sionistas y afines, la resistencia palestina en contra de la ocupación militar israelí es “terrorismo”. A pesar de que resistir una ocupación militar extranjera, como es el caso de Palestina, es un derecho consagrado por todas las instancias legales y humanitarias del mundo, los israelíes insisten en calificarlo como “terrorismo” y para reiterar los justificativos le agregan el vocablo “islamista”. Y a pesar de que el actuar israelí en territorios ocupados es el verdadero terrorismo de estado, y es calificado por todas las instancias legales del mundo, incluyendo las organizaciones israelíes y judías de derechos humanos, como crímenes de guerra, violaciones a los DDHH e ilegal, Israel mantiene su narrativa e insulta a los que la critican y los descalifica como “antisemitas”, único y reiterado argumento -frase cliché-. ¡Los más racistas hablando del antisemitismo!

También es típico ver en la prensa, líderes y gobernantes de Israel y en redes sociales de activistas pro sionistas utilizar insultos y las típicas frases contra palestinos y en especial contra los musulmanes. Si los Nazis eran Judeofóbicos, los sionistas son claramente son islamofóbicos. ¡El mismo estilo, el mismo objetivo y los mismos crímenes de odio y de racismo!

Ser judeofóbico es algo terrible… ser islamófobo es cuestión de calificativo válido y de “libertad de expresión”.

Otro aspecto es ver como Israel justifica y avala los crímenes mas atroces. Bastaría que un soldado israelí -extranjero en tierras ajenas- piense o sospeche de un palestino (ellos lo llaman terrorista islámico), esto es motivo para disparar y asesinar. En definitiva, la versión del soldado israelí es la única verdadera y válida y que justifica el asesinato.

¡Los soldados israelíes están dotados de un don especial: leer los pensamientos de los palestinos y adivinar sus credo o religión!

Simplemente son los mismos métodos y prácticas Nazis utilizadas y reinventadas hoy para descalificar, justificar y avalar asesinatos y crímenes.

Fuente: Corresponsal de PalestinaLibre.org en Jerusalén ocupada