Comunidad Islámica: La ACNUR insta a los musulmanes a dar ‘zakat’ a los refugiados

A partir de este Ramadán, los musulmanes de todo el mundo tendrán una plataforma global bajo el manejo del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) para canalizar sus limosnas obligatorias, o zakat, para las familias de refugiados y desplazados de Siria, Irak y Yemen.

El ACNUR anunció el jueves el lanzamiento de su Fondo Zakat para Refugiados, una nueva estructura global que transforma su Programa Zakat, que ya tiene tres años de existencia, en un fondo global, según informó el portal de noticias Gulf News.

Destinado a ayudar a las poblaciones desplazadas más vulnerables, el fondo acepta contribuciones durante todo el año a través del sitio: zakat.unhcr.org

La agencia de la ONU también dio a conocer su «Programa Zakat del ACNUR: Informe de Lanzamiento 2019», elaborado en colaboración con DinarStandard, una empresa de investigación y asesoramiento sobre estrategias de crecimiento y coautores del informe, durante la presentación del Fondo Zakat para los Refugiados en Dubai.

«Cada dos segundos, tenemos un refugiado», dijo Houssam Chahine, jefe de las asociaciones del sector privado del ACNUR.

Durante los últimos 70 años, dijo, el ACNUR ha ayudado a 68 millones de personas desplazadas. «Los refugiados en Yemen, Líbano, Jordania y Egipto necesitan ayuda urgente para obtener alimentos, agua, atención sanitaria y refugio», dijo.

El presupuesto que necesita el ACNUR en este 2019 es de 7.900 millones de dólares para responder a las necesidades generales de los refugiados, los desplazados internos y otras personas de interés en todo el mundo.

Casi 155.000 familias de refugiados necesitan la asistencia en efectivo del ACNUR, que requiere una financiación de 208,6 millones de dólares este año.

«Nuestro objetivo es, al menos en los próximos meses, canalizar el apoyo vital a 24.000 de las familias refugiadas y desplazadas más vulnerables», dijo Chahine.

«El Ramadán es un momento importante para los refugiados, y este año estamos lanzando una gran campaña mundial para animar a los musulmanes a recordar a los refugiados en sus oraciones y a recordarlos con su zakat. Sin embargo, el Fondo Zakat para los Refugiados acepta contribuciones durante todo el año», dijo, al tiempo que recomendaba a las instituciones financieras islámicas, a otras organizaciones y a particulares que proporcionaran ayuda a los refugiados.

Señaló que los refugiados tienen derecho a recibir zakat, ya que están comprendidos en al menos cuatro de las ocho categorías de zakat que se mencionan en el Corán.

La Iniciativa Zakat del ACNUR cumple plenamente con la sharia y está respaldada por cinco fatwas, que autorizan la recogida de fondos zakat para entregarlos a los refugiados que reúnan las condiciones necesarias con arreglo a estipulaciones rigurosas. «El 100 por ciento de su zakat va directamente a los refugiados elegibles», dijo Chahine.

El informe dice que el Programa Zakat del ACNUR recibió 14,4 millones de dólares en todo el mundo entre 2016 y 2018, ayudando directamente a 6.888 familias desplazadas, principalmente refugiados sirios en Jordania y el Líbano.

Chahine señaló que sólo hasta un 30% de los refugiados se encuentran en campamentos y el resto en zonas urbanas.

Los refugiados que tienen derecho a inscribirse en el fondo del ACNUR pueden retirar el zakat que se les ha asignado cada mes hasta que salgan de la crisis y regresen a sus lugares de origen. En los países que no disponen de cajeros automáticos, los bancos asociados ayudan al ACNUR a verificar la identidad de los refugiados que reciben zakat escaneando su iris, explicó Chahine.

«Tenemos encuestas que muestran en qué se gasta el dinero de los beneficiarios.»

Por ejemplo, las familias de refugiados en Jordania son las que más gastan en alquiler, seguidas de alimentos, atención médica y, por último, en el pago de deudas.

Además, el informe muestra que la donación mundial de zakat asciende a 76.000 millones de dólares y podría llegar a alcanzar una suma de hasta 356.000 millones de dólares, si se establecen los mecanismos adecuados para que los musulmanes cumplan con sus obligaciones en materia de zakat en condiciones de seguridad.

Mediante transferencias bancarias en línea y pagos digitales, el ACNUR está introduciendo la provisión de zakat en la era moderna. El sitio también ayuda a los donantes a calcular su zakat y saber cómo ese dinero puede afectar la vida de los refugiados.

Rafi-uddin Shikoh, CEO y director general de DinarStandard, aseguro que el Fondo ACNUR responde a los principales desafíos como la transparencia y la presentación de informes de zakat.

«Zakat tiene el potencial de liberar decenas de miles de millones de dólares para causas filantrópicas mundiales y necesidades humanitarias, según revela el informe inaugural del ACNUR. Las contribuciones caritativas obligatorias de los musulmanes podrían ser sólo la solución para resolver el déficit de financiación del ACNUR, dado que el 60 por ciento de los 68,5 millones de personas desplazadas por la fuerza en todo el mundo (alrededor de 40,8 millones de personas) reúnen los requisitos para recibirlas», añadió.

gn / pi
imagen.png