Congresista de EEUU tacha de ‘inaceptable’ matanza de niños palestinos por Israel

  • Un palestino pide ayuda después de que el adolescente palestino, Mohamad Mahmud Odeh (en el suelo) fue abatido a tiros por soldados israelíes. 15 de mayo de 2014

    Un palestino pide ayuda después de que el adolescente palestino, Mohamad Mahmud Odeh (en el suelo) fue abatido a tiros por soldados israelíes. 15 de mayo de 2014

La diputada norteamericana Betty McCollum pidió a Estados Unidos y al mundo que detengan la matanza de niños palestinos por el régimen de Israel.

«El trato de Israel con los jóvenes palestinos en la ocupada Cisjordania es inaceptable y no debe ser tolerado por EE.UU. ni la comunidad internacional», fustigó McCollum, miembro demócrata de la Cámara de Representantes estadounidense en una carta publicada el lunes.

El trato de Israel con los jóvenes palestinos en la ocupada Cisjordania es inaceptable y no debe ser tolerado por EE.UU. ni la comunidad internacional», fustigó la diputada estadounidense Betty McCollum

McCollum escribió la carta el pasado 18 de agosto después de reunirse con el padre del palestino Nadim Siam Nuwara que viajó a EE.UU. en búsqueda de justicia para su hijo de 17 años que murió por la represión de soldados israelíes contra una manifestación pacífica en Ramalá, en la Cisjordania ocupada.

Congresista estadounidense Betty McCollum.

 

Los asesinatos de Nadim Siam Nuwara y Mohamad Mahmud Odeh, de 16 años, sólo destacan el sistema brutal de la ocupación que devalúa y deshumaniza a los niños palestinos, repudió McCollum.

Asimismo, urgió a Washington a investigar el caso y a expresar una declaración “fuerte e inequívoca” en defensa de los derechos humanos de los menores palestinos quienes viven bajo la ocupación israelí.

En caso de que la muerte de Nadim y Mohamad haya violado la Ley Leahy, prosiguió, el régimen de Tel Aviv debe ser “inelegible” de recibir futuras ayuda y entrenamiento militar del Pentágono y todos los policías involucrados deben ser excluidos de recibir visados para Estados Unidos según indica la normativa.

La Ley Leahy, introducida por el senador estadounidense Patrick Leahy en la década de 1990, prohíbe al Gobierno de EE.UU. proporcionar asistencia a cualquier unidad militar «si existe información creíble de que tal unidad ha cometido graves violaciones de los derechos humanos con impunidad».

Nadim Siam Nuwara y Mohamad Mahmud Odeh perdieron la vida tras recibir varios impactos de munición real disparados por las tropas israelíes durante una protesta frente a la cárcel de Ufar, ubicada en el oeste de Ramalá.

La protesta realizada el 15 de mayo de 2014, coincidió con el Día de la Nakba (catástrofe), fecha en que los palestinos conmemoraban la inhumana ocupación de los territorios de Palestina en 1948 y la formación del régimen ilegal de Israel.

«Por lo general llevo un traje, pero hoy quería representar a mi hijo», dijo el padre del victima Nadim a principios de este mes en curso, mientras llevaba una camiseta adornada con la foto de su hijo en su reunión con el Departamento de Estado estadounidense.

Nadim Siam Nuwara, palestino de 17 años asesinado por soldados israelíes.

 

El tema de los arrestos, encarcelamiento y violación de los derechos de niños palestinos siempre ha atraído la atención de activistas internacionales.

A inicios de agosto, el Comité para Asuntos de los Prisioneros Palestinos condenó las severas torturas y maltratos que sufren los menores palestinos en las cárceles del régimen israelí.

En ese mismo sentido, la organización no gubernamental Human Right Watch(HRW), denunció el pasado 20 de julio que las fuerzas de seguridad israelíescometen abusos contra los niños palestinos durante sus detenciones.

El pasado 2 de junio, decenas de activistas judíos, musulmanes y cristianos se congregaron frente al Capitolio en Washington para denunciar las condiciones infrahumanas que viven los niños en los centros de detención israelíes.

Según la Organización de Naciones Unidas (ONU), en los últimos 10 años, cerca de 7000 niños palestinos de entre 9 y 17 años de edad han sido detenidos e interrogados y agrega que, en innumerables ocasiones, a condición de ser liberados, les piden que firmen una confesión escrita en lengua hebrea; un idioma que los niños desconocen.

bhr/ncl/mrk