Crecen las críticas de los propios judíos del mundo hacia Israel

Judíos liberales de Estados Unidos muestran oposición hacia las ilegalidades y violaciones a los derechos humanos que Israel comete y rechazo a la prolongada ocupación israelí de Cisjordania.

Una conversación entre dos comediantes judíos sobre la cultura judía e Israel ha provocado un alboroto entre los judíos estadounidenses. Las consecuencias de del dialogo entre Marc Maron y Seth Rogen muestra una tenue relación entre los partidarios de Israel, y sus críticos que generalmente son judíos liberales.

En su entrevista en el popular podcast «WTF with Marc Maron» el 27 de julio de 2020, Rogen dijo que acumular judíos en un país para mantenerlos a salvo «no tiene sentido». Obviamente los fanáticos respondieron que los comentarios niegan el derecho de Israel a existir.

Israel se ha beneficiado durante mucho tiempo del apoyo financiero y político de los judíos estadounidenses. Pero en los últimos años, el país se ha enfrentado a una oleada de oposición por parte de jóvenes progresistas, desilusionados con la agresiva construcción de asentamientos israelíes ilegales en Cisjordania ocupada, su percepción de exclusión de las corrientes liberales del judaísmo y la “acogedora” relación del primer ministro Benjamín Netanyahu con el presidente Donald Trump.

«Lo que dijo Seth Rogen es parte del deseo de nuestra generación que el gobierno israelí tiene que despertar y ver que sus acciones tienen consecuencias», dijo Yonah Lieberman, portavoz de If Not Now, una organización judía estadounidense que se opone a la prolongada ocupación israelí de Cisjordania.

Las declaraciones de Rogen van en el mismo sentido crítico y un cambio dramático por parte de importantes personajes como Peter Beinart un influyente comentarista judío estadounidense que recientemente apoyó la idea de la solución de un solo estado binacional democrático para judíos y palestinos que vivan con los mismos derechos en la tierra entre el río Jordán y el mar Mediterráneo. El argumento de Peter Beinart de que una solución de dos estados, Israel y Palestina ya no es posible. Esto fue un fuerte mensaje para el “Establishment” judío en Estados Unidos y para los círculos políticos de Washington.

Se ha convencido a muchos judíos, que Israel es parte integral de su identidad, por motivos religiosos o como una póliza de seguro tras el Holocausto y en una era de antisemitismo resurgente. Pero las encuestas han demostrado que, si bien la mayoría de los judíos estadounidenses se identifican con Israel y sienten una conexión con el país, ese apoyo ha disminuido en los últimos años, especialmente entre los millennials.

Algunos incluso han abrazado el movimiento BDS liderado por los palestinos que piden boicots, desinversiones y sanciones contra Israel para protestar en contra de la opresión israelí a los palestinos. Israel en vez de respetar los derechos humanos y la legalidad internacional, acusa al movimiento de emprender una campaña para deslegitimar su propia existencia.

En el podcast, Rogen, quien apareció en comedias tan exitosas como «Superbad» y «Knocked Up», habló sobre asistir a escuelas judías y campamentos de verano judíos mientras crecía en Vancouver. Dijo que sus padres se conocieron en un kibutz israelí.

Rogen luego dijo que fue «alimentado con gran cantidad de mentiras» sobre Israel durante su juventud. El actor, de origen judío, dijo que en su niñez nunca supo de la ocupación israelí. Nunca supo que el estado judío había sido creado en un lugar donde vivían palestinos, y que esa información siempre fue omitida. Refiriéndose a los mitos que Palestina era tierra si gente y que Israel no expulsó a los habitantes históricos de esta tierra para reemplazarlos por judíos traídos de todos los rincones de la tierra.

Extracto del artículo publicado en The Washington Post

Edición: PalestinaLibre.org

Ver:
El actor Seth Rogen: ‘Fui alimentado con muchas mentiras sobre Israel’

Un influyente comentarista sionista estadounidense y partidario de Israel propone estado único judío-palestino