cristianos iraquíes se entrenan para luchar contra Daesh

  • Combatientes voluntarios cristianos iraquíes reciben entrenamiento militar en una base cerca de Bagdad.

    Combatientes voluntarios cristianos iraquíes reciben entrenamiento militar en una base cerca de Bagdad.

Decenas de cristianos iraquíes está recibiendo entrenamiento militar para participar en la lucha contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe).

Según informó el jueves la agencia iraquí de noticias Al-Sumeria News, la unidad de los voluntarios cristianos se encuentra en un campo militar al noroeste de Bagdad, capital, para dos semanas de entrenamiento.

Nuestros niños se están muriendo, nuestra familia cristiana está siendo desplazada. ¿Cómo podemos aceptar que la gente diga que los cristianos no están luchando? Al contrario, queremos luchar donde sea”, afirma un cristiano de 17 años.

“Nuestros niños se están muriendo, nuestra familia cristiana está siendo desplazada. ¿Cómo podemos aceptar que la gente diga que los cristianos no están luchando? Al contrario, queremos luchar donde sea”, afirma Frank Samir, un cristiano de 17 años.

Samir es oriundo de Bagdad, pero la mayoría de estos voluntarios que conforman parte de la unidad “El libro de Babilonia” son de Mosul (norte), ciudad que hace más de un año cayó en manos de Daesh y se convirtió en el principal bastión de este grupo takfirí en Irak.

A estos combatientes se les permite conservar sus tradiciones y sus símbolos religiosos, e incluso durante los entrenamientos militares llevan cruces de madera en el cuello y gritan “Ya Maryam”, frase en árabe para alabar a la Virgen María.

Voluntarios cristianos iraquíes reciben entrenamiento militar en una base cerca de Bagdad.

 

De acuerdo con Al-Sumeria News, hasta el momento, unos 1500 ciudadanos cristianos se han unido a la lucha contra el terrorismo, tras su formación.

Después de la ofensiva relámpago de Daesh contra Irak, el 10 de junio de 2014, los integrantes de este grupo terrorista han cometido crímenes de lesa humanidad contra los cristianos, al igual que contra otras comunidades del país árabe.

Como consecuencia de estas atrocidades, un gran número de cristianos iraquíesha muerto, ha perdido sus viviendas o se ha visto desplazado durante el último año.

rba/ybm/mrk