Cuba realizará en breve ensayos clínicos de vacuna contra COVID-19

Una científica del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de Cuba realiza pruebas de laboratorio en la sede de la institución en Camagüey (este).

Una científica del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de Cuba realiza pruebas de laboratorio en la sede de la institución en Camagüey (este).

Cuba aprueba el inicio de los ensayos clínicos en humanos de su propia vacuna, denominada “Soberana 01”, contra el nuevo coronavirus, causante de la COVID-19.

Según los medios locales, el Registro Público Cubano de Ensayos Clínicos y el Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos, autorizó la primera etapa de ensayos clínicos de este proyecto que se realizará desde el próximo 24 de agosto y culminará a fines de octubre.

Desarrollar el fármaco profiláctico, denominado Soberana 01, abarca a 676 personas de entre 19 y 80 años (de edad) y está a cargo del Instituto Finlay de Vacunas”, indicó el martes el Registro Público Cubano de Ensayos Clínicos en un informe.

Esas personas, según las autoridades sanitarias de Cuba, no deben presentar “alteraciones clínicamente significativas” y deben otorgar por escrito su consentimiento para recibir la dosis. Está previsto que el estudio concluya el 11 de enero y que los resultados estén listos el 1 de febrero de 2021 y publicados el 15 de ese mes.

 

En este sentido, el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, destacó en mayo pasado que aunque haya fármaco de otros países, “nosotros necesitamos la nuestra para tener soberanía”.

La semana pasada, Rusia informó de la masiva producción de Sputnik V, la primera vacuna mundial contra la pandemia de la COVID-19, desarrollada por el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya.

Asimismo, el 11 de agosto, Kiril Dmítriev, jefe del Fondo de Inversiones Directas de Rusia (RFPI, por sus siglas en ruso), dio a conocer que la vacuna rusa podría ser producida en Cuba y están discutiendo el lanzamiento de la producción con varias empresas de la isla, enfatizando que “Cuba goza de unas capacidades excelentes para fabricar vacunas”.

El Gobierno de Cuba no solo ha logrado controlar la enfermedad en el país, sino también ha luchado contra la propagación del coronavirus en otros países. Cientos de enfermeros y médicos cubanos han viajado a varios países del mundo como Italia, Venezuela, Nicaragua, Surinam y Haití, entre otros, para ayudar en la lucha contra este virus temible mientras es víctima del bloqueo y de las sanciones injustas del Gobierno de Estados Unidos.

nsr/ktg/fmk/mjs