Daesh retiene a 3000 iraquíes para usarlos como escudos

  • Terroristas de EIIL (Daesh, en árabe) circulan por las calles de Mosul.

    Terroristas de EIIL (Daesh, en árabe) circulan por las calles de Mosul.

El grupo terrorista EIIL ha secuestrado a unos 3000 civiles de Nínive (norte de Irak) y los ha trasladado a sus posiciones cerca de la frontera con Siria.

De acuerdo con un comunicado emitido el jueves por el Observatorio de Derechos Humanos de Irak, los retenidos por EIIL (Daesh, en árabe) proceden de aldeas Arfi, Al-Nofeli, Qobah al-Wahbi, situadas en el oeste de la provincia septentrional de Nínive.

La organización no gubernamental (ONG) sostuvo que los extremistas planean usar a los civiles como escudos humanos ante la ofensiva de las tropas gubernamentales iraquíes para limpiar las regiones limítrofes con Siria.

Entretanto, las fuerzas voluntarias de Al-Hashad al-Shabi (Movilización Popular) liberaron el mismo jueves nueve pueblos en la comarca de Al-Beaach, al oeste de Mosul, la capital de Nínive; un logro que tiene lugar días después de que se hicieran con el control de la vecina localidad de Al-Qairawan.

Según un comunicado, los milicianos progubernamentales abatieron a 38 terroristas, entre ellos cuatro suicidas, y destruyeron ocho vehículos y tres lanzagranadas. Además de crear rutas seguras hacia el oeste de Mosul para evacuar a los civiles de estas regiones que siguen siendo escenario de intensos combates con los terroristas.

Desde el inicio de la operación para la liberación de Mosul en octubre pasado, EIIL ha utilizado a los civiles como escudos para frenar el avance de las tropas iraquíes.

 

Conforme a cifras de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la banda ultrarradical mantiene a 400.000 iraquíes atrapados en el casco antiguo, una de las pocas áreas que aún están bajo las garras de los terroristas.

Las Fuerzas Armadas de Irak anunciaron a principios de año la recuperación de la parte oriental de Mosul, ciudad que está dividida en dos por el río Tigris, y ahora están abocadas en expulsar a Daesh de la parte occidental de Mosul, donde los extremistas todavía conservan algunos barrios, entre ellos el histórico casco antiguo.

mjs/ncl/rba