«Detrás de la razón»

«Detrás de la Razón»
Por: Sheij Sadegh

 

74 años después de la derrota de la Alemania nazi y el suicidio de Hitler al final de la Segunda Guerra Mundial, mientras todos pensaban que el fascismo se había enviado al basurero la historia y que se debía buscar el racismo en los museos, los racistas en Occidente tomaron una nueva vida tras el ascenso de Donald Trump al poder en los Estados Unidos. Y los partidarios de la supremacía racial continúan movilizándose en ambos lados del Atlántico, los racistas blancos y supremacistas colocan a los inmigrantes musulmanes en la primera fila de sus enemigos, y en donde tengan la oportunidad, los matan como lo hace el grupo terrorista EIIL (Daesh), sin preguntarse quienes han desplazado a estos musulmanes. Ayer, los racistas marcaron uno de los días más negros de la historia, según las palabras de la Primera Ministra de Nueva Zelanda, al atacar dos mezquitas » Al Norr » y «Linwood» en Christchurch, durante las oraciones del viernes. Los medios locales, citando a la policía y las fuerzas de seguridad, han informado que al menos 49 personas han muerto y 48 han resultado heridas, con un posible aumento en el número de muertes. Entre los heridos, se encuentran varias decenas de mujeres y niños.

Detalles del crimen
Al mediodía del viernes, al menos dos hombres armados comenzaron a disparar contra dos mezquitas en la ciudad de Christchurch, según los informes. La primera mezquita atacada fue la mezquita de » Al Norr «, donde los testigos dicen que vieron a un hombre vestido de negro ingresar a la mezquita y luego escucharon el sonido de varios disparos. Durante el tiroteo, el equipo de cricket de Bangladesh pretendía entrar a la mezquita, pero sus miembros lograron escapar. Según los testigos, el atacante había escapado antes de que llegaran las fuerzas de seguridad. Uno de los testigos que había ido a ayudar a la mezquita comentó: «Vi muertos por todos los lados». La mezquita de Linwood fue la segunda en ser atacada el viernes por la tarde, hora local. La policía declaró que un sospechoso se encuentra detenido, pero podría haber otras personas implicadas que aún están libres. La policía ha advertido al público que se aleje de las mezquitas en todas las partes de Nueva Zelanda.
Arresto de cuatro sospechosos
La policía de Nueva Zelanda también anunció el arrastro de cuatro sospechosos vinculados con estos ataques terroristas, tres hombres y una mujer, La policía informó que han encontrado varios coches bomba cerca de dos mezquitas. La policía también ordenó el cierre de todas las mezquitas en el país hasta nuevo aviso. Durante las inspecciones realizadas dentro de los vehículos de los detenidos, se descubrieron algunos explosivos, la policía sospecha que los atacantes planeaban usar estos explosivos en estos ataques o en otros. La policía advirtió a los creyentes musulmanes que no acudan a ninguna de las mezquitas al anunciar que «muchas personas resultaron muertas durante el tiroteo contra dos mezquitas». La primera ministra de Nueva Zelanda ha anunciado durante una conferencia de prensa que no puede proporcionar detalles precisos sobre los disparos, incluido el número de muertos, pero confirmó que un sospechoso está bajo la custodia policial, y está investigando si hay más personas involucradas en estos tiroteos.
Filmar un crimen
Brenton Tarrant, uno de los atacantes a los musulmanes en Nueva Zelanda, filmó con una cámara enganchada en su ropa, el crimen horrible y lo compartió en vivo en los medios sociales, incluyendo Twitter y Facebook. Tarrant mediante un mensaje publicado en Twitter, afirmó que no pertenece a ningún grupo y ha viajado a Nueva Zelanda con el objetivo de planificar y practicar los ataques. También escribió en los cargadores de su arma los nombres de los occidentales que habían luchado contra los musulmanes a lo largo de la historia. Un ciudadano australiano de 28 años, presuntamente arrestado, ha expresado en Facebook su ira por la ocupación de tierras europeas por invasores musulmanes, tiene padres ingleses.
Intenso Interés por Trump
Brenton Tarrant también publicó un manifiesto en Twitter que indica que está inspirado por el noruego, Anders Behring Breivik, quien mató a 77 personas en Oslo en 2011, también siente un gran interés por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. Además publicó una declaración de 77 páginas sobre sus motivos criminales, en la cual afirma que la migración de los inmigrantes a los países occidentales es la más peligrosa amenaza para sus comunidades. En su declaración, ha calificado como «genocidio blanco», el flujo de los inmigrantes a los países occidentales explicando así: » la detención de la inmigración y expulsión de los inmigrantes es una cuestión de bienestar para las naciones de estos países, e incluso un factor determinante para ellos». El terrorista respecto a los propósitos del ataque así escribe: «Uno de los objetivos del ataque es persuadir a los inmigrantes de que nuestras tierras nunca les pertenecerán. Según Este terrorista, la venganza de los millones de europeos que fueron asesinados por invasores extranjeros a lo largo de la historia, así como de los miles de europeos asesinados en los ataques terroristas en Europa, ha sido el motivo de su crimen. También citó los motivos prácticos de su crimen: el propósito ha sido la reducción de la inmigración a través de la intimidación y expulsión de inmigrantes. Tarrant también dijo que se esforzaba por crear una división entre los miembros europeos de la OTAN y Turquía con el objetivo de devolver a Turquía a su posición natural como una fuerza extraña y antieuropea. El terrorista en su declaración enfatizó que no se arrepiente de lo realizado, y sólo deseaba poder matar a más inmigrantes traidores. Según él, nadie era inocente entre los que murieron, porque cualquiera que ataque la tierra de otros, sufrirá sus propias consecuencias.
Yo y Trump compartimos el mismo objetivo
Las redes noticiosas del mundo, incluida la Agencia de Noticias Sky News, con la publicación de una imagen del principal perpetrador del ataque contra los musulmanes en las mezquitas de Christchurch, lo describieron como el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, creyente en la completa supremacía de la raza blanca. El extremista australiano de derecha ha dicho que apoya a Donald Trump como un “símbolo de la identidad blanca renovada”, no como un político. Asegura que él y el mandatario estadounidense comparten “el mismo objetivo”.
La extraña reacción de Trump y un senador australiano.
Muchos de los estadistas del mundo, incluido nuestro gobierno, condenaron este crimen. Personas de todo el mundo se procedieron a condenar estos ataques en las redes sociales. El ministro de Exteriores de nuestro país por un mensaje en Twitter escribió: “las impunidades de la promoción de la intolerancia de la oposición en las democracias occidentales conducen a lo siguiente:» Matones israelíes entran en una mezquita en Palestina para insultar a los musulmanes. Terroristas en Nueva Zelanda transmiten en vivo cómo asesinan a 49 musulmanes, se debe poner fin a la hipocresía del Occidente de defender la demonización de los musulmanes como ‘libertad de expresión”. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, escribió en su cuenta de Twitter sobre el ataque terrorista sin considerarlo directamente este crimen como terrorista: «expreso mi profunda condolencia por la horrible masacre en las mezquitas en Nueva Zelanda. 49 personas inocentes han muerto, con tantos más heridos. Estados Unidos está al lado de Nueva Zelanda». Algunos medios de comunicación, como BBC, mientras que en reacción a los crímenes mucho más pequeños cometidos anteriormente por los integrantes europeos de Daesh en Occidente, los declaraban explícitamente como terroristas, se limitaron a cubrir los ataques publicando titulares como» 49 personas mueren en ataque a dos mezquitas.»
El senador australiano, Fraser Anning, en una extraña declaración sobre el ataque terrorista de Nueva Zelanda, consideró la causa del ataque racista como » inmigración musulmana» al país y el programa de inmigración que permitió que los musulmanes ingresaran a Nueva Zelanda. A continuación de su declaración racista declaró: «Seamos claros, mientras que los musulmanes han sido víctimas hoy, pero generalmente son los perpetradores. En todo el mundo, los musulmanes matan a las personas en nombre de sus creencias. La verdad es que el Islam no es como ninguna otra fe. Es el equivalente del fascismo. Ellos matan a la gente y no se reprochan por sus creencias»
Los mandatarios de diferentes países del mundo condenaron este crimen entre ellos el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, el primer ministro pakistaní, Imran Khan, el ministro del Interior francés Christoph Kasterner, el ministro alemán de Relaciones Exteriores y el ministro indonesio de Asuntos Exteriores.
«Este crimen sin precedentes en un país tranquilo como Nueva Zelanda indica una acción organizada, los perpetradores de esta acción están vinculados con los gobiernos que han destinado miles de millones de dólares a la propaganda contra el Islam y los musulmanes durante los últimos diez años. La exacerbación de la islamofobia en el mundo enfocado en Israel es una de las principales causas de este crimen, Pronto, los perpetradores detrás de este crimen antihumano, atribuirá la ocurrencia de este crimen a los motivos internos de la sociedad nuevazolanda, incluida la oposición a la inmigración, mientras el método de la operación, los equipos aplicados y el uso de los fondos para llevarlo a cabo, demuestran que la acción desarrollada, está más allá de los motivo internos».

Prensa Islámica