ECUADOR: “América Latina, es hoy en día la región más excluyente del planeta”

El mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, aseguró este lunes que uno de los principales retos de América Latina es lograr que los gobiernos locales tengan autonomía financiera para lograr la construcción de ciudades sostenibles y sustentables, como propone la agenda urbana para los próximos 20 años.
En una conferencia de prensa, en la que participó junto al Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, el presidente manifestó que para construir ciudades más fuertes se necesitan más capacidades por parte de los gobiernos locales y que estos sean auto-sostenibles.
“Falta fortalecer a los gobiernos locales que tienen la directa responsabilidad del desarrollo urbano. Eso implica procesos duros, largos y cortar irresponsabilidades”, dijo Correa.
“Necesitamos generar rentas propias y que se pague adecuadamente los servicios, que se pague impuesto predial para que tenga una verdadera autonomía que empiece por lo financiero y a partir de ello se generen capacidades para cumplir las competencias del desarrollo urbano”, dijo y agregó que al menos a nivel latinoamericano eso “es uno de los grandes cuellos de botella para el futuro del desarrollo”.
En su intervención Correa reconoció que en el Ecuador aún existen invasiones, sobre todo en la parte costera del país y explicó que mejorar eso es responsabilidad de los gobiernos locales para construir “ciudades más capaces, más autónomas y más independientes”.
También señaló que Ecuador es uno de los primeros países en reconocer el derecho a la ciudad en su Constitución. Por ellos, en algunas ciudades ya se ha dado grandes avances para ser ciudades más acogientes. Según explicó se ha trabajado en la construcción de espacios verdes, evitar invasiones, políticas accesibles para personas con discapacidad, entre otras.
“Creemos que se ha avanzado mucho, pero falta mucho más por hacer. Todavía no se ha controlado totalmente el tema de las invasiones, hay mucha politiquería, mucho asistencialismo y mucha victimización (…) se necesita una voluntad de Estado para controlar este problema”, señaló.
El Jefe de Estado explicó que América Latina, es hoy en día la región más excluyente del planeta, con altos porcentajes de población en situación de pobreza. Según él, la declaración que se logrará después de la conferencia de Hábitat III, pone al ser humano como prioridad “con un desarrollo sostenible que busca la erradicación de la pobreza y de las grandes desigualdades”.
La nueva agenda urbana mostrará la agenda de ruta para los próximos 20 años y comprende 175 párrafos que conforman la Declaración de Quito y el Plan de Implementación, que permitirá a los gobiernos en el mundo hacer un seguimiento a los compromisos alcanzados durante la conferencia.
En la agenda se incluirá puntos relacionados a la especulación de la tierra y la plusvalía “que favorece a unos pocos”, para responder a aspectos sociales y ambientales,  a la inclusión de personas con discapacidad y migrantes, a construir espacios públicos de calidad, responsabilidades comunes y diferenciadas para enfrentar el cambio climático y construir ciudades sostenibles, entre otras.
A decir de Ban Ki-moon, secretario general de la Organización de Naciones Unidas, esta Agenda Urbana para 2030 generará una transformación para las personas y las ciudades.
“Nuestro objetivo es que las ciudades y los asentamientos del mundo sean inclusivos, seguros, eficientes y sostenibles”, señaló.
El funcionario manifestó que, en caso de no controlar el problema de asentamientos irregulares, la estimación de Naciones Unidas para 2050 es que los principales centros de población serán las ciudades y se genere problemas de contaminación y seguridad.
ANDES