EE.UU.: Cámara de Representantes estadounidense rechaza resolución sobre retirada de Irak

http://www.aporrea.org/imagenes/2008/12/t_soldados_eeuu_en_irak_6nov04_136.jpg
La Cámara de Representantes del Congreso de EEUU votó en contra del proyecto de la resolución que exige al presidente estadounidense, Barack Obama, retirar las tropas de Irak, informó el diario The Hill.

El documento obtuvo 139 apoyos, incluidos 120 de los demócratas, y 288 votos en contra, la mayoría de los republicanos.
La resolución, propuesta por un demócrata y dos republicanos, estipulaba retirar las tropas de “Siria e Irak” durante 30 días, aunque el Pentágono insiste de nunca haber enviado su contingente a Siria.
Actualmente en Irak están desplegados unos 3.500 militares estadounidenses.
Uno de los autores de la propuesta, Jim McGovern, explicó que la guerra que libra el Gobierno estadounidense debe ser aprobada por el Congreso, conforme a la constitución de EEUU.
Según McGovern, la resolución buscaba “forzar al Congreso a hacer su trabajo ” y decidir si se debe autorizar formalmente la campaña militar contra el grupo yihadista Estado Islámico o no.
“Si vamos (…) a seguir diciendo a nuestras Fuerzas Armadas que esperamos que luchen y mueran en estas guerras, me parece que lo mínimo que podemos hacer es levantarnos y votar para autorizar estas guerras o acabar con ellos “, dijo McGovern.
Por su parte, la administración de Obama alega a la aprobación del Congreso, logrado en 2001 y 2002, para desencadenar los combates en Afganistán, aseverando que este permiso es suficiente para lanzar una operación militar contra el EI en Siria e Irak.
Anteriormente, Obama decidió enviar a Irak a unos 450 asesores militares en el marco de la nueva estrategia de preparación del Ejército iraquí.
La expansión del extremista Estado Islámico, que se apoderó de una parte considerable de Irak y Siria, se ha convertido en uno de los principales problemas del mundo actual.
Contra el EI combaten las fuerzas gubernamentales de Siria e Irak, la coalición internacional encabezada por EEUU (que se limita a ataques aéreos) y los kurdos de ambos países, pero sin resultados notables.
Este grupo, de unos 30.000 militantes según datos de la CIA, proclamó un califato en los territorios controlados y aspira a ampliar sus dominios.
SN