EE.UU.: Corte Suprema de Justicia estadounidense califica de inconstitucional sistema de pena de muerte en Florida

Integrar imagen
La Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos calificó este martes de inconstitucional el sistema del estado de Florida para sentenciar a muerte a los acusados, porque otorga demasiados poderes a los jueces. La moción, adoptada por ocho sufragios contra uno, señala que los procedimientos de ese territorio para aprobar la pena máxima tienen serias imperfecciones porque el juez puede adoptar una decisión diferente a la que le sugiere el jurado.

El texto del alto órgano de justicia se refiere al caso de Timothy Lee Hurst, quien fue sentenciado por el asesinato de su jefe en un restaurante de Pensacola, Florida, y el jurado se pronunció, por una votación dividida, -siete a favor y cinco en contra- por condenarlo a muerte, y el juez le impuso la pena capital.

Sin embargo, las autoridades judiciales floridanas argumentaron que el sistema es aceptable porque es el jurado el que primero decide si el acusado es elegible o no para ser condenado a muerte.

Al pronunciarse sobre el tema, la jueza de la Corte Suprema Sonia Sotomayor expresó en un documento que la Sexta Enmienda de la Constitución requiere que sea el jurado y no un juez quien enumere los hechos según los cuales es necesario imponer una pena de muerte.

Bajo las leyes de Florida, los jurados deben valorar los factores en contra y a favor de imponer a un acusado dicho castigo, pero el juez no está obligado a seguir dicha recomendación y puede tomar una decisión diferente.

Florida, Alabama y Delaware son los únicos estados norteamericanos que no requieren un veredicto unánime de ese grupo de personas designadas para emitir decisiones judiciales, cuando se condena un reo a muerte.

Según estadísticas oficiales, durante 2015 fueron ejecutados en Estados Unidos un total de 28 reos en seis estados, dos de ellos en Florida, cinco en Georgia, seis en Missouri, uno en Oklahoma y 13 en Texas y uno en Virginia, mientras un total de dos mil 984 esperaban su turno en el corredor de la muerte.
PL