EE.UU.: Pentágono se desmarca de la muerte del comandante de Hezbolá en Siria

FOTO DE ARCHIVO
El Departamento de Defensa de EEUU no tiene nada que ver con la muerte del líder militar del movimiento chií libanés Hezbolá, Mustafá Badreddine, en Siria, dijo el coronel Steve Warren, portavoz de la operación Inherent Resolve (Resolución Inherente).
Warren respondió de forma afirmativa a la pregunta de si puede confirmar que el ataque aéreo que mató a Badreddine no fue realizado por EEUU.
«Es correcto», dijo el portavoz y agregó que «es muy pronto para evaluar el impacto» que tendrá el ataque.
Un canal de televisión próximo a Hezbolá anunció anteriormente que Badreddine, de 55 años, falleció en un ataque de la Fuerza Aérea israelí cerca del aeropuerto de Damasco el martes pasado, pero otros medios locales no atribuyeron su muerte a Israel, que como es habitual, no confirmó ni desmintió las informaciones.
Hezbolá no especificó en su comunicado cuándo, dónde ni cómo murió Badreddine al señalar de forma ambigua que volvería de Siria, donde se encontraba destinado, victorioso o «como un mártir», es decir, muerto.
EEUU consideraba a Badreddine como el responsable de las operaciones militares de Hezbolá en Siria desde el 2011 y del traslado de milicianos del grupo del Líbano a Siria para apoyar al régimen de Damasco.
SN