EEUU busca bloquear un acuerdo sino-argentino para la construcción en Argentina de una central nuclear

xi-macri

Según informes, una delegación china visitará Argentina este mes para discutir la construcción de una central nuclear en el país latinoamericano.

Hablando bajo condición de anonimato, una fuente del gobierno argentino dijo a Reuters el viernes que el “equipo técnico” de China sostendría reuniones con responsables y empresas argentinos sobre el proyecto de una central de energía nuclear, por un valor de hasta 8.000 millones de dólares.

La noticia se produjo después de que un esperado acuerdo sobre la construcción de la planta Atucha III, financiada por China y que se esperaba que viera la luz durante una visita de estado del presidente chino Xi Jinping tras la cumbre del G20 en Buenos Aires en noviembre, no fuera finalmente anunciado.

La fuente del gobierno dijo que el subsecretario de energía nuclear de Argentina, Julian Gadano, y el embajador en China, Diego Guelar, se reunieron con funcionarios chinos en Pekín en enero para conversar sobre el proyecto.

Una segunda fuente del gobierno en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina dijo que las negociaciones sobre la planta nuclear con China estaban en curso, pero agregó que no había “progresos concretos” en relación a la firma de un acuerdo.

La construcción de la planta nuclear Atucha III, si se finaliza, sería uno de los proyectos más grandes financiados por China, que se ha convertido en un socio comercial clave para Argentina y su mayor prestamista no institucional.

El acuerdo de la planta de energía nuclear se negoció por primera vez bajo la administración de la ex presidenta argentina, Cristina Fernández, una líder de izquierda que dejó el cargo en 2015 después de suscribir una serie de acuerdos con China.

Bajo presión de EEUU, el presidente en funciones, Mauricio Macri, al igual que el presidente ultraderechista, Jair Bolsonaro, en el vecino Brasil, ha adoptado una postura anti-china, diciendo que revisaría algunos de los acuerdos que Fernández había hecho con el país asiático.Sin embargo, dado el poderío económico de China es dudoso que el Macri pueda rebajar el nivel de las relaciones de Argentina con el gigante asiático.

La acción de China de construir una planta de energía nuclear en Argentina se considera parte de su política de ampliar los lazos con los países sudamericanos.

Hasta ahora, EEUU no ha escatimado esfuerzos para confrentar la influencia china en su llamado patio trasero, pese a lo cual las relaciones entre Pekín y América Latina continúan creciendo.

Source: Diversas