‘EEUU dirigió guerra subsidiaria en Siria tras sufrir 3 derrotas’

  • El general de brigada Esmail Qaani, vicecomandante de las Fuerzas de Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica de Irán (CGRI).

    El general de brigada Esmail Qaani, vicecomandante de las Fuerzas de Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica de Irán (CGRI).

EE.UU., tras su derrota en Afganistán e Irak, recurrió a las guerras subsidiarias y al financiar a los grupos terroristas preparó su entrada en Siria.

El vicecomandante de las Fuerzas de Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica de Irán (CGRI), el general de brigada Esmail Qaani, ha explicado este sábado que los estadounidenses, tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 que a su juicio fue un “acto de automutilación diseñada por los sionistas”, sufrieron tres fracasos fundamentales.

Los dos primeros ocurrieron en Afganistán e Irak, so pretexto de suministrar la seguridad en esos países, pero en realidad fue una acción contra la Revolución Islámica”, observa.

Los dos primeros ocurrieron en Afganistán e Irak, so pretexto de suministrar la seguridad en esos países, pero en realidad fue una acción contra la Revolución Islámica”, observa el general de brigada Esmail Qaani, vicecomandante de las Fuerzas de Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica de Irán.

Durante dichas ofensivas, apostilla, gastaron unos 3 mil millones de dólares, según confirmaron los mismos estadounidenses, pero al final se vieron obligados a escapar.

El general Qaani señala que Estados Unidos experimentó su tercera derrota por el “Eje de la Resistencia”. Precisa que las guerras del régimen de Israel en El Líbano y la Franja de Gaza fueron llevadas a cabo con los apoyos de Washington. Sin embargo, en todos esos enfrentamientos –las guerras de los 33 días (lanzada en 2006) con el Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), 22 días (2008), 8 días (2012) y 51 días (2014) contra la Franja de Gaza– fracasaron.

 

“Durante la guerra de los 33 días, los militares israelíes abandonaron tímidamente sus posiciones y para justificar su huida contaron que están luchando con los fantasmas. Pero, no fue un fantasma sino, la cultura de la Resistencia Islámica” que les echa en cara a los sionistas su derrota.

Tras estos fallos, continúa el alto rango militar iraní, los estadounidenses recurrieron a las guerras subsidiarias en Siria para recompensar sus fracasos anteriores. En esta parte de sus declaraciones afirma que los elementos takfiríes ya existían, sin embargo, Washington les brindó su ayuda financiera y allanó el terreno para su expansión en el territorio sirio.

Qaani desvela que al menos 10 mil nuevos integrantes terroristas han llegada durante la semana pasada a la ciudad siria de Alepo para retomar las ofensivas.

En reiteradas ocasiones, el Gobierno sirio ha culpado al régimen de Israel y EE.UU. de azuzar las llamas del conflicto en su territorio apoyando a los grupos extremistas que, mediante sus acciones violentas, operan en el país árabe.

msm/rha/mjs/msf