EEUU divulga evidencias de ayuda de exgobernador de Nínive a EIIL

  • El exgobernador de la provincia de Nínive, Atheel al-Nuyaifi.

    El exgobernador de la provincia de Nínive, Atheel al-Nuyaifi.

Estados Unidos publicó documentos que confirman los apoyos del exgobernador de la provincia de Nínive, Atheel al-Nuyaifi, al grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe).

Los documentos, citados el martes por la revista estadounidense Foreign Policy, revelan que el exgobernador iraquí de la provincia norteña de Nínive estuvo en contacto con Abu Omar al-Bagdadi, el líder del grupo predecesor de Daesh, y hasta en una ocasión envió cerca de 40 millones de dólares a los takfiríes.

Según estos documentos, divulgados por el Centro de Combate contra el Terrorismo de EE.UU., Al-Nuyaifi y varios otros funcionarios políticos de alto rango iraquí, entre ellos el exministro de Comunicaciones iraquí, Faruq Abd al-Qadir y el exministro de Finanzas de Irak, Rafi al-Isawi, apoyaron al grupo takfirí y le financiaron cuando estaba a punto de desaparecer.

Ellos también les facilitaron a los takfiríes puestos gubernamentales y firmaron contratos con intermediarios que estaban vinculados a los terroristas y hacían uso de los contratos para financiarles.

No se sabe con exactitud la cantidad de capital que los takfiríes consiguieron extorsionar de los contratos pero, según los documentos, de cada contrato gubernamental conseguían entre 7 y 34 millones de dólares.

Cabe destacar que Atheel al-Nuyaifi, quien en una ocasión urgió a fragmentar Irak en tres partes, es hermano del segundo vicepresidente iraquí, Usama al-Nuyaifi, quien recibió 575 millones de dólares a cambio de secundar un plan saudí que pretendía socavar la unidad nacional de Irak.

El vicepresidente iraquí, Usama al-Nuyaifi, junto con el documento desclasificado que revela que el exfuncionario recibió más de 500 millones de dólares de Riad.

 

Usama al-Nuyaifi también es uno de los que estaba en contacto con Izzat Ibrahim al-Duri, número dos del ejecutado dictador iraquí Saddam Husein que fue abatido el 17 de abril en la ciudad norteña iraquí de Kirkuk.

Las autoridades iraquíes siguen investigando para aclarar las circunstancias bajo las cuales la ciudad de Mosul, principal bastión de Daesh y la capital de Nínive, cayó el pasado año bajo control de los takfiríes.

hgn/ktg/rba