EEUU financia indirectamente contrucción de asentamientos ilegales israelíes

  • Un palestino lanza piedra contra fuerzas israelíes desplegadas cerca de un asentamiento israelí en Cisjordania.

    Un palestino lanza piedra contra fuerzas israelíes desplegadas cerca de un asentamiento israelí en Cisjordania.

Los asentamientos ilegales israelíes en Cisjordania han recibido en los recientes años más de 220 millones de dólares por parte de donantes estadounidenses.

Según el resultado de una investigación publicada el lunes por el diario israelíHaaretz, “los donantes privados estadounidenses financiaron masivamente los asentamientos israelíes a través de fundaciones sin ánimo de lucro libres de impuestos, que recaudaron más de 220 millones de dólares para comunidades judías en Cisjordania entre 2009 y 2013”.

Los donantes privados estadounidenses financiaron masivamente los asentamientos israelíes a través de fundaciones sin ánimo de lucro libres de impuestos, que recaudaron más de 220 millones de dólares para comunidades judías en Cisjordania entre 2009 y 2013”, revela Haaretz.

Unas 50 entidades no lucrativas a lo largo de EE.UU. juntan fondos que se usan además para apoyar a las familias de los israelíes condenados por terrorismo.

Esto significa que el Gobierno de Washington “está apoyando indirectamente la construcción de asentamientos israelíes”, pese a que siempre criticó que la ampliación de dichas colonias obstaculiza el proceso de paz con los palestinos.

Colonos israelíes junto a varios soldados de este régimen

 

El sábado, el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, censuró enérgicamente la edificación sistemática de colonias israelíes, al tiempo que advirtió al régimen de Tel Aviv de posibles secuelas de estas políticas.

Más de medio millón de israelíes viven en asentamientos ilegales erigidos después de la ocupación de los territorios palestinos de Cisjordania y Al-Quds (Jerusalén), pese a que la Convención de Ginebra prohíbe construir en zonas ocupadas.

Dichas colonias israelíes son consideradas “ilegales” por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Unión Europea (UE) y un gran número de países, ya que contradicen la legislación internacional.

mjs/ktg/mrk