EEUU: Las mezquitas, un ejemplo de diversidad

La comunidad musulmana en todo EEUU engloba a miembros de casi todos los países del mundo.

Según Pew Research, alrededor de 3,45 millones de musulmanes vivían en EEUU en 2017, lo que representa el 1,1% de la población total. En todo el mundo, en 2010, había 1.600 millones de musulmanes.

Sus salas de oración son una mezcla de afroamericanos, hispanos e inmigrantes del subcontinente indio, África, Oriente Medio y Europa del Este.

La fe une a estos adoradores. Pero sus identidades culturales, razas e idiomas muy variados los dividen.

Los fieles dicen que los beneficios de una congregación diversa son numerosos, desde compartir recursos e historias hasta generar empatía y una amplia gama de apoyo.

Pero albergar tantas perspectivas, trasfondos y opiniones diferentes, y a veces contradictorios, también puede ser divisivo y agotador, cuando se espera que una casa de culto sea un refugio del ruido exterior.

“En términos del crecimiento y desarrollo del Islam en EEUU, tendremos que abordar esta diversidad entre la comunidad musulmana, los afroamericanos, las comunidades latinas e hispanas”, dijo el Imam Anwar Kearney, quien dirige Masyid Al Mutakabbir.

Masjid Al Mutakabbir fue fundada por un grupo de afroamericanos en la década de 1980 en una tienda que vendía muebles en Main Street. Con los años, la comunidad creció y ahora es una mezcla de etnias y razas.

fuente mundoislam