‘EEUU prepara una gran guerra contra China para quebrar su economía’

  • El navío destructor chino, Wuhan, dirige una flota naval para participar en un ejercicio conjunto con Rusia en el mar de Japón, el 3 de julio de 2013

    El navío destructor chino, Wuhan, dirige una flota naval para participar en un ejercicio conjunto con Rusia en el mar de Japón, el 3 de julio de 2013

Estados Unidos está intentando mantener la paz con Irán porque se está preparando para una guerra mayor con China con el objetivo de quebrar su economía, ha afirmado este viernes un activista antiguerra en Chicago.

En una entrevista concedida a la cadena iraní de habla inglesa Press TV, el líder de la Coalición Nacional Unida Anti Guerra, Joe Iosbaker, ha dicho que Washington no busca un “acuerdo de paz” con Irán sino “EE.UU. trata de evitar una guerra con Irán para prepararse para una guerra más grande contra China «.

La confirmación de su victoria sobre los republicanos y los sionistas recalcitrantes es una derrota para la postura de Israel y Estados (árabes) del Golfo (Pérsico) que quieren una guerra con Irán», ha opinado el activista Joe Iosbaker.

Mientras falta poco para que el Congreso ponga en votación el acuerdo nuclear con Irán, cuyos diálogos con el Grupo G5+1 finalizaron el 14 de julio, más senadores han anunciado su apoyo al acuerdo nuclear con Irán.

El pasado miércoles, se unió la 34º senadora demócrata a los que votarán a favor del acuerdo, y así el presidente Obama consiguió asegurarse el eventual ejercicio de veto en caso de que la mayoría republicana vote en contra. Para ello, la minoría demócrata necesita reunir al menos 34 votos a favor del acuerdo en el Senado o 146 en la Casa de los Representantes.

El jueves también se unieron los demócratas Cory Booker y Mark Warner, lo que eleva el número de votos a favor a 36.

El analista ha explicado además que Washington necesita la paz con Irán “por su pivote en Asia” y porque “no están preparados para luchar en dos grandes guerras”, refiriéndose a la estrategia de Obama de pivote en Asia, que prevé el despliegue del 60 por ciento del total de las fuerzas armadas norteamericanas bajo el Comando del Pacífico y con China como su punto focal.

«La confirmación de su victoria sobre los republicanos y los sionistas recalcitrantes es una derrota para la postura de Israel y Estados (árabes) del Golfo (Pérsico) que quieren una guerra con Irán», ha apostillado el activista.

En otra parte de sus declaraciones, Iosbaker ha razonado que «todos los políticos en EE.UU., (de) ambos partidos, representan a los súper ricos” y que estas personas están generalmente a favor de una acuerdo porque quieren  que su país vuelva a “ser superior en la economía mundial».

La senadora demócrata Barbara Mikulski.

 

Sin embargo, afirma que conseguir esto es tarea difícil, ya que los estadounidenses usan a la contraparte de sus acuerdos de libre comercio “con sus marionetas, como Filipinas” y agrega que la tendencia de las economías independientes en desarrollo de países del tercer mundo que han ganado guerras contra EE.UU., como Irak, Afganistán y Siria, “desafía a los imperialistas”.

Por lo tanto, razona, Obama ha identificado a China como la única potencia económica que realmente puede “desplazar a EE.UU. de la parte superior de la pila de la economía mundial” y ha concluido que es por esto que se está preparando para la guerra contra China

Las relaciones entre EE.UU. y China han aumentado el calibre de tensión por las maniobras militares estadounidenses cerca de China y el envía buques para vigilar la zona.

Además, el miércoles, el Pentágono afirmó haber avistado buques de guerra chinos operando frente a las costas de Alaska, situadas en el extremo noroeste de América del Norte.

snr/ncl/rba