Ejército sirio avanza en la provincia norteña de Alepo

  • Un tanque modelo T-72 del Ejército sirio.

    Un tanque modelo T-72 del Ejército sirio.

El Ejército sirio, apoyado por los combatientes del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), ha recuperado el control de más territorio de la provincia norteña de Alepo.

Las fuerzas sirias, en operaciones ejecutadas entre la noche del viernes y la mañana de este sábado, han conseguido liberar varias zonas en el norte de la provincia de Alepo, incluidas las áreas cercanas a la estratégica aldea de Bashkoy, informa el opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH).

Las fuerzas aéreas sirias también han participado en estas operaciones que se han saldado con un gran número de muertos y heridos en las filas de los takfiríes que operan en Siria bajo el paraguas financiero de algunos países regionales y occidentales.

Un bombardero sirio lanza un proyectil sobre posiciones terroristas.

 

Asimismo, cerca de 40 terroristas, entre ellos diez miembros del grupo EIIL (Daesh, en árabe) incluido un reportero, han muerto como resultado de combates entre las diferentes bandas takfiríes. Además, estos choques intestinos han causado la muerte a varios civiles y serios daños a zonas residenciales.

Por otra parte, fuentes sirias consultadas por la agencia de noticias iraní Fars han informado que el Ejército sirio hoy sábado ha comenzado una operación para liberar Palmira, ciudad en el centro de Siria que cayó el pasado 20 de mayo bajo control de Daesh, cuyos elementos masacraron ahí a 400 personas en cuestión de días.

La operación para liberar Palmira, en la que también participa la Fuerza Aérea de Siria, es comandada por el coronel Soheil al-Hasan, más conocido en el Ejército sirio como “el tigre”. Hasta el momento, los efectivos gubernamentales han logrado liberar varias zonas del oeste de Palmira y han eliminado a varios terroristas y afiliados de Daesh.

El coronel sirio Soheil al-Hasan

 

Siria lleva más de cuatro años sumergida en un conflicto en el que varios grupos terroristas, apoyados por países occidentales y regionales como Arabia Saudí y Turquía, luchan contra las fuerzas sirias con el objetivo de derrocar el Gobierno del presidente sirio Bashar al-Asad.

Según las estimaciones, la violencia en Siria ha provocado la muerte de más de 230.000 personas y cerca de 8 millones de desplazados internos.

hgn/ncl/msf