El Islam

El islam es la última y más completa religión divina y es una religión monoteísta; además es la continuación de las otras religiones monoteístas.

El Islam

El mensajero de esta religión es el Hazrat Muhammad (la paz de Dios sea con él y sus descendientes), quien a través de la revelación de Dios trajo el Corán para la humanidad. El Corán y la tradición o “Sunna” del Profeta Muhammad (P) y los doce Inmaculados Imames (la paz de Dios sea con todos ellos), son las principales fuentes para comprender las creencias y prácticas religiosas del islam.

Según los musulmanes, el Corán no contiene ninguna falsedad ni tampoco ha sido distorsionado desde su descenso hasta el día de hoy.

La Sunna comprende los dichos y la conducta del Profeta y los Inmaculados Imames, transmitidos de generación en generación en forma escrita.

El islam surgió en La Meca, en la Península Arábiga, pero hoy hay musulmanes en la mayoría de los países de la Tierra. Actualmente la población musulmana del mundo es de alrededor de 1,500 millones.

El monoteísmo, la profecía y la resurrección son los principios creencias fundamentales de la fe musulmana.

Las órdenes prácticas del islam se dividen en tres grupos: adoración, moral y preceptos civiles y sociales. Las prácticas religiosas más importantes en el islam son: la oración, el ayuno, el jums (impuesto islámico), el azaque (tributo islámico), el Hayy (la peregrinación) y la yihad (esfuerzo en el camino de Dios).

Gran parte de las fuentes islámicas está dedicada a la presentación de las buenas y malas éticas, así como las formas prácticas para lograr la perfección moral. La recomendación tocante al respeto de los derechos de los demás y las normas para establecer relaciones sociales y familiares se encuentran entre las enseñanzas éticas del islam. Así también el islam tiene instrucciones para muchos asuntos de la vida cotidiana, como son el matrimonio, el divorcio, la compra y venta, el alquiler y el juicio, cuyos dictámenes se debaten en los libros de jurisprudencia bajo el título de transacciones (mu’amilat).

La oración es la práctica de adoración más importante de los musulmanes. La casa de la Kaba en La Meca es la Qiblah o dirección hacia la que los musulmanes se orientan al rezar.

Algunas de las características más destacadas de la religión del islam

La ética y moral:

La buena ética y moral es el objetivo principal del islam. El Profeta Muhammad (P) declaró que el objetivo de su “Bizat” (designación y nombramiento de Profeta) fue el cumplimiento de la buena moral y él mismo, según atestigua la historia, fue ejemplo único de las virtudes morales. Muchos de sus caracteres y comportamientos fueron registrados por los musulmanes y transmitidos de generación en generación.

Ser racional:

A diferencia de las otras religiones, en el islam, la razón tiene un lugar muy elevado, y en el Corán y las tradiciones se ha acentuado fuertemente en la importancia de razonar; al grado en que no está permitido imitar los “principios de la religión”, sino que un musulmán debe alcanzar su comprensión a través de la investigación y el razonamiento. El islam no solo exhorta a razonar y pensar, sino que recomienda a sus creyentes adquirir la ciencia, hablar en base de la razón y la lógica, investigar sobre el mundo y el ser humano. Esta misma recomendación y gran énfasis en la ciencia y la racionalidad condujeron al surgimiento de grandes civilizaciones islámicas y sobresalientes pensadores musulmanes en la historia.

Importancia de la familia:

Se considera que la familia es una institución muy sagrada en el islam, y el Corán describe el propósito de su formación como «tranquilidad». El islam no acepta las relaciones libres e independientes entre hombres y mujeres y solo permite las relaciones que están dentro del marco del matrimonio, el compromiso y la responsabilidad de ambos.

Consultar al experto:

Los musulmanes deben aceptar los fundamentos de su religión por medio de la investigación y el razonamiento, pero referente a las ramas de la religión y los preceptos islámicos deben recurrir a los expertos religiosos. El Corán, la tradición del Profeta y los dichos de los Inmaculados Imames (P) son las fuentes más importantes a las que recurren los musulmanes para conocer más sus creencias y deberes. Este tema no es específico de los asuntos religiosos o jurisprudenciales, sino que, en todos los aspectos, el islam aconseja a sus seguidores que se especialicen y eviten comportamientos arbitrarios e ignorantes.

Justicia social:

En el islam no existe diferencia entre las razas, los hombres y las mujeres, los ricos y los pobres, etc.

Según el islam, el único criterio para la supremacía es la «piedad». En el islam, aceptar la opresión es tan repugnante como ser opresor. Por lo tanto, uno de los mayores valores es la yihad hacia los opresores y la búsqueda de la justicia. El islam enseña a sus seguidores que la vida es muy bella, pero la muerte por la justicia y los grandes ideales humanos es mucho más bella y valiosa que una vida abyecta.

Los musulmanes sostienen que después del Profeta Muhammad (P), el Imam Ali (la paz de Dios sea con él) fue designado como sucesor y líder de los musulmanes por orden de Dios y después de él once de sus descendientes sucesivamente tomaron el mando del imamato.

Los musulmanes aceptan a los Profetas anteriores portadores de libros sagrados y tienen fe en ellos al igual que la tienen en el Profeta Muhammad (P) y el Corán, pero aceptan al islam como la última y más completa religión que Dios envió para la salvación de todos los seres humanos.

SegundoPaso