El Líder Supremo condena enérgicamente la ejecución en Arabia Saudita del Sheij Nimr Baqir al-Nimr

 

 

 El Ayatolá Seyyed Ali Jamenei, Líder Supremo de la Revolución Islámica, la mañana del domingo al inicio de su clase de jurisprudencia islámica avanzada, condenó enérgicamente el gran crimen cometido por Arabia Saudita al martirizar al sabio piadoso e inocente Sheij Nimr Baqir al-Nimr.

 Enfatizando la necesidad de que la comunidad internacional sienta responsabilidad por este crimen y otros similares cometidos por el régimen saudita en Yemen y Bahréin, el Ayatolá Jamenei señaló: «Sin duda, la sangre de este mártir inocente, que ha sido derramada injustamente, mostrará rápidamente su efecto y el peso de la venganza divina caerá sobre los políticos sauditas».

 El Ayatolá Jamenei agregó: «Este sabio inocente ni había incitado a la gente a tomar las armas ni había tramado un complot secreto; lo único que hizo fue criticar abiertamente [al régimen saudita] y ordenar el bien y prohibir el mal, como producto de su fervor religioso».

 El Líder Supremo de la Revolución Islámica describió el martirio del Sheij Nimr y el derramamiento injusto de su sangre como un error político del gobierno de Arabia Saudita, y agregó: «Dios Todopoderoso no hará caso omiso de la sangre de los inocentes y la sangre derramada injustamente tendrá pronto un efecto contraproducente para los políticos y gestores de este régimen».

 Su Eminencia criticó el silencio de los autoproclamados «defensores de la libertad, la democracia y los derechos humanos», así como su apoyo al régimen saudita que derrama la sangre de los inocente por el tan solo hecho de ser criticado o de que se proteste en contra suyo, y reiteró: «Los países musulmanes y el mundo en general debe sentirse responsables de este asunto».

 Asimismo, el Ayatolá Jamenei se refirió al hostigamiento y tortura al pueblo  bahreiní a manos de las fuerzas militares sauditas y la destrucción de sus casas y mezquitas, así como a los más de 10 meses de bombardeo a los civiles yemeníes como otros ejemplos de los crímenes del régimen saudita, y señaló: «Aquellos que se preocupan sinceramente por el futuro de la humanidad y los derechos humanos y la justicia deben darle seguimiento a estos temas y no permanecer indiferentes ante a esta situación».

 «Ciertamente, el mártir Sheij Nimr se beneficiará de la gracia de Dios y sin duda alguna el peso de la venganza divina caerá sobre los opresores, que han usurpado su vida y esto es motivo de consuelo».

FUENTE PRENSA ISLAMICA