EL PAIS › ESTADOS UNIDOS OFRECIO COLABORAR EN LA LUCHA CONTRA EL NARCOTRAFICO

Una ayudita de los amigos

Macri se reunió ayer con el vicepresidente norteamericano Joe Biden y, como en casi todas las reuniones, planteó el relanzamiento de la relación. También vio al premier israelí Benjamin Netanyahu y a la reina Máxima de Holanda.

Con la misma pretensión fundacional que planteó luego de ver al británico David Cameron, el presidente Mauricio Macri también habló del inicio de “una nueva etapa en la relación bilateral” con Estados Unidos al término del encuentro con el vicepresidente norteamericano Joe Biden. No hubo ningún avance concreto y Macri aclaró que no tocaron la cuestión de las negociaciones con los fondos buitre, que quedó para el encuentro del ministro de Hacienda Alfonso Prat-Gay y el secretario del Tesoro, Jack Lew (ver página 5). Lo importante, dijo, “son otros temas, como colaboración en seguridad, en cambio climático, etcétera”. Biden planteó como uno de esos terrenos de ayuda el del narcotráfico, justamente cuando la DEA aparece cada vez más presente en las cuestiones de seguridad local. Entre la seguidilla de encuentros que Macri mantuvo ayer con jefes de Estado y empresarios también vio a la reina de Holanda, la argentina Máxima, y al primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu.

Macri y su canciller Susana Malcorra tienen como uno de los puntos centrales de su agenda exterior el acercamiento con los Estados Unidos, un giro luego de los sobresaltos que tuvo la relación bilateral durante el kirchnerismo. Por eso esperaban con entusiasmo el encuentro con Biden para explorar las nuevas posibilidades. Encontraron la habitual diplomacia amable con la que se mueve Biden en las cumbres, buscando los puntos de contacto posible entre los países. Elogió la presencia del diputado del Frente Renovador Sergio Massa, presentado por Macri “el líder de la oposición”, pese a que su partido quedó, lejos, tercero en as elecciones. “Eso es algo inusual para la Argentina”, bromeó Biden. Luego lo destacó ante los periodistas: “Quiero que la prensa norteamericana observe algo: el nuevo presidente trajo a un miembro de la oposición. Eso es algo que tenemos que hacer en nuestro país”.

De acuerdo con el comunicado de la Casa Blanca, los temas del encuentro pasaron por “las oportunidades de fortalecer los lazos bilaterales en el próximo año, incluido a través de un aumento de la cooperación en vínculos comerciales, temas de defensa y seguridad e intercambios educativos”. Otro punto que destacaron fue la disposición argentina de “abrir el sector energético a la inversión necesaria”, lo mismo que “los esfuerzos renovados de Argentina por atraer inversión extranjera y reintegrarse en la economía global”. También que ambos “se comprometieron a profundizar la relación bilateral para construir un hemisferio que sea democrático, de clase media y seguro”.

Respecto de este último punto, la seguridad, Biden habló específicamente de colaborar en la lucha contra el narcotráfico. Días atrás, en medio del bochorno por la fuga y recaptura de los tres condenados por el triple crimen de General Rodríguez, trascendió que la agencia norteamericana antidrogas DEA había colaborado con información, incluso había puesto un dron a disposición para ayudar con el seguimiento, mostrando la injerencia creciente de Estados Unidos en cuestiones de seguridad interna. Por último, no quedó confirmada durante el encuentro con Biden ninguna reunión bilateral entre Macri y el presidente Barack Obama.

Otro de los encuentros con significado político fue el que Macri mantuvo con el primer ministro de Israel, el conservador Benjamin Netanyahu, curiosamente hoy convertido en uno de los más enconados enemigos de la administración Obama por su rechazo al acuerdo nuclear que Estados Unidos, entre otras potencias, firmaron con Irán. Con Israel fue otra relación bilateral que en los últimos años se enfrió, principalmente desde que Argentina apoyó el reconocimiento del Estado Palestino. Del tema ayer no se habló. Tampoco, según aseguraron, de la investigación sobre el atentado a la AMIA.

La aparición de la reina Máxima dio espacio para las fotos que seguramente ocuparán espacio en las páginas de las revistas del jet set. Para el encuentro se sumó Juliana Awada que se sentó, descontracturada, sobre el brazo del sillón donde se ubicó su marido. Aunque la relación bilateral con Holanda es casi inexistente, también plantearon “relanzar” el vínculo. Holanda llegó junto al primer ministro Mark Rutte.

Macri completó sus reuniones políticas con el primer ministro de Francia, Manuel Valls –quien confirmó la visita al país del presidente Francois Hollande el mes que viene– y con el presidente de la Confederación Suiza, anfitrión en Davos, Johann Schneider.

Hoy, en su tercera y última jornada en Davos, el Presidente se reunirá con su par de México, Enrique Peña Nieto, y disertará al mediodía ante los CEOs de las firmas multinacionales.

FUENTE PAGINA 12