El Papa Francisco imparte histórica bendición “Urbi et Orbi” en soledad

Ante una inédita plaza de San Pedro vacía, el papa ofició una histórica homilía en plena pandemia de coronavirus.

Ante una inédita plaza de San Pedro vacía, el papa ofició una histórica homilía en plena pandemia de coronavirus. | Foto: EFE

Ante la “tormenta” que significa la pandemia de Covid-19, el pontífice llamó a la humanidad a «remar juntos», pues «estamos todos en la misma barca”.

El papa Francisco protagonizó el viernes una histórica homilía en la plaza de San Pedro, que por primera vez lució completamente vacía, ante la cuarentena obligada por la pandemia del Covid-19, e impartió una extraordinaria bendición «Urbi et Orbi» (a la ciudad y al mundo).

«Desde hace algunas semanas parece que todo se ha oscurecido. Densas tinieblas han cubierto nuestras plazas, calles y ciudades; se fueron adueñando de nuestras vidas llenando todo de un silencio que ensordece y un vacío desolador que paraliza todo a su paso: se palpita en el aire, se siente en los gestos, lo dicen las miradas. Nos encontramos asustados y perdidos», dijo el papa.

El jefe de la iglesia Católica ofició la misa en una tarde lluviosa ante una plaza totalmente vacía, luego que el Vaticano dispuso el cierre de la misma hasta el 3 de abril próximo, debido a la pandemia causada por el coronavirus 2019, que solo en Italia ha dejado más de nueve mil muertos.

Papa Francisco

@Pontifex_es

Desde esta columnata que abraza a Roma y al mundo, descienda sobre vosotros, como un abrazo consolador, la bendición de Dios.

Ver imagen en Twitter
21,6 mil personas están hablando de esto

«Señor, no nos abandones», exclamó Francisco al señalar que la pandemia, una «tormenta inesperada y furiosa», es una “tempestad que desenmascara nuestra vulnerabilidad y deja al descubierto esas falsas y superfluas seguridades».

«Estamos todos en la misma barca y somos llamados a remar juntos», indicó el papa, quien invitó «a activar la solidaridad, capaz de dar sentido en estas horas en las que todo parece naufragar».

Francisco incluyó la bendición «Urbi et Orbi» (a la ciudad y al mundo) a todos los fieles, que permite a los más de 1.300 millones de católicos obtener el perdón de sus pecados.

El papa llamó a la solidaridad ante la pandemia del Covid-19. Foto EFE

La bendición «Urbi et Orbi»es impartida por los sumos pontífices habitualmente en tres ocasiones: cuando el papa es elegido sucesor de Pedro, el 25 de diciembre por Navidad y en Semana Santa.

fuente telesurtv