El Papa se reúne con el imán de Al Azhar y retoma el diálogo con la mayor institución del islam suní

La universidad musulmana había interrumpido sus relaciones con el Vaticano hace cinco años a causa de un discurso de Benedicto XVIRatzinger había apelado a una mayor protección de los cristianos en Egipto, algo que la institución suní interpretó como una intromisión política

El Papa Francisco recibió este lunes en el Vaticano al imán de la universidad de Al Azhar, Ahmed el Tayeb, y consiguió así retomar el diálogo con la institución suní más prestigiosa del mundo. Este centro musulmán de investigación religiosa interrumpió sus relaciones con la Santa Sede hace cinco años, después de que el entonces pontífice Benedicto XVI solicitara una mayor protección de los cristianos en Egipto, algo que el gran jeque de la universidad de Al Azhar, con sede en El Cairo, interpretó como una injerencia política.

La Santa Sede llevaba trabajando desde febrero para hacer posible el encuentro entre Francisco y Ahmed el Tayeb, que finalmente este lunes se hizo realidad en el Palacio Apostólico del Vaticano. La reunión duró “cerca de treinta minutos” y se desarrolló con un tono “muy cordial”, según informó la Santa Sede a través de un comunicado.

Asimismo fuentes del Vaticano detallaron que tanto el pontífice como el imán subrayaron el “gran significado de este encuentro en el diálogo entre la Iglesia católica y el Islam”. Ambos mandatarios mostraron su común compromiso por “la paz en el mundo, el rechazo de la violencia y del terrorismo, y la situación de los cristianos en el contexto de los conflictos y de las tensiones en el Medio Oriente y su protección”.

La universidad Al Azhar se considera paradigma del islam moderado y, de hecho, el imán Ahmed el Tayeb ha alzado en numerosas ocasiones su voz contra la versión fundamentalista del islam que defiende el autodenominado Estado Islámico. Por ejemplo, el gran jeque musulmán condenó el atentado contra la sede parisina del semanario ‘Charlie Hebdo’ y recordó a la comunidad internacional que las “atrocidades” del IS vulneran las enseñanzas de Alá y su profeta.

Asimismo, la universidad Al Azhar organizó en diciembre de 2014 una cumbre internacional en El Cairo, con participación de representantes chiíes y cristianos, en la que se condenó al IS, calificándolo como una organización que ha hundido Oriente Próximo “en un estado de confusión sin precedentes”.

Como es tradicional, Francisco obsequió a su invitado con un presente. A la autoridad de la máxima institución del islam suní, le ofreció un medallón del olivo de la paz, y una copia de su encíclica ‘Laudato Si’.

En febrero una delegación vaticana viajó a la universidad de Al Azhar, en el Cairo, expresando el deseo del Papa de encontrarse con el imán Ahmed el Tayeb “para iniciar de manera oficial la reanudación del diálogo bilateral entre la Santa Sede y la mayor institución académica y religiosa de mayor autoridad del Islam suní”. La invitación fue entregada en persona a las autoridades de la universidad, de mano del obispo Miguel Ángel Ayuso Guixot, secretario del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso.

Las relaciones entre las dos instituciones se enfriaron en enero de 2011, después de que el Papa Benedicto XVI, tras un atentado contra los coptos en Alejandría, declarara que era “una necesidad urgente para los Gobiernos de la Región adoptar medidas eficaces de protección para las minorías religiosas, a pesar de las dificultades y las amenazas”. Dichas palabras fueron interpretadas por El Cairo como una injerencia política, hasta el punto que el Gobierno egipcio retiró su embajador ante la Santa Sede, y la universidad de Al Azhar optó por interrumpir sus relaciones con el Vaticano.

El imán Ahmed el Tayeb se trasladó este lunes a la Santa Sede acompañado de una amplísima delegación, entre los que destacaban el profesor Abbas Shouman, subsecretario de Al Azhar, y el profesor Mahmaoud Hamdi Zakzouk, miembro del Consejo de Ulemas de la universidad y director del Centro para el Diálogo de Al Azhar.

ABDC