“El régimen saudí dice que no ejecutará al joven shiíta quien había sido sentenciado a muerte siendo menor de edad”

“El régimen saudí dice que no ejecutará al joven shiíta quien había sido sentenciado a muerte siendo menor de edad”

RIAD. (ABNA) – Un joven de la comunidad musulmana shiíta de Arabia Saudí que fue arrestado a la edad de 13 años no será ejecutado y podría ser liberado en el año 2022, dijo un sábado un funcionario saudí tras los informes de su ejecución pendiente.

Según la Agencia Noticiosa Ahlul Bait (ABNA) – Murtaya Qureiris, quien fue detenido en septiembre de 2014, recibió una sentencia inicial de 12 años de prisión con el tiempo cumplido desde su arresto y cuatro años de suspensión por su corta edad, según un funcionario saudí, quien habló bajo condición de anonimato. La sentencia está sujeta a apelación.

“No será ejecutado”, dijo el funcionario saudí a Reuters.

Grupos de Derechos Humanos, incluida Amnistía Internacional, informaron este mes que el fiscal saudí había pedido la pena de muerte para Qureiris por una serie de delitos, algunos de los cuales dijeron que se remontan a cuando tenía 10 años.

Riyadh ha sido objeto de un escrutinio internacional sobre su historial de Derechos Humanos desde el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en octubre pasado y la detención de activistas de los derechos de las mujeres que aún están en juicio.

El gobierno de Austria dijo el miércoles que planeaba cerrar un centro de diálogo interreligioso financiado por Arabia Saudí en Viena después de que el parlamento lo instó a tratar de evitar la posible ejecución de Qureiris.

En abril, el reino decapitó a 37 hombres por delitos de terrorismo. El director del departamento de Derechos Humanos de la ONU dijo que la mayoría de ellos eran shiítas que pueden no haber tenido juicios justos y que al menos tres eran menores de edad cuando fueron sentenciados.

Amnistía dijo en un comunicado en su sitio web a principios de este mes que Qureiris fue recluido en régimen de aislamiento en el momento de su detención y sometido a golpizas e intimidación durante su interrogatorio. Las autoridades del régimen saudí niegan las denuncias de tortura y afirman que no tienen presos políticos.

La Provincia Oriental de Qatif de mayoría shiíta, es de donde proviene Qureiris, se convirtió en un punto focal de disturbios a principios de 2011, con manifestaciones que pedían el fin de la discriminación y las reformas en la monarquía wahabí.
Traduccion exclusiva de ABNA24 redacción española 

© 2005-2019 AhlulBait News Agency (Agencia de Noticias de Ahlul Bait). Todos los derechos reservados. Se autoriza la reproducción, traducción o distribución de esta noticia sin modificar el contenido y citando la fuente ABNA24 y el autor/traductor. 

FUENTE ABNA