En la escuela del Imam Hussain (P)

especial por los primeros diez días del mes de Muharram

En la escuela del Imam Hussain (P)

QOM. (ABNA) – Siempre surgen dudas sobre el principal motivo del levantamiento de Imam Hussain (La paz sea con él). Si la causa principal fue tomar la gobernación o crear cambios en la sociedad islámica o si el Imam no tenía otro método que la conciliación para llegar a su objetivo o era para que la gente no sea testigo de la matanza, saqueo y la captura de la familia del Profeta. En esta serie de varios capítulos, además de responder a estas preguntas, revisaremos distintos aspectos de la vida del Imam Hussain.

La práctica de la verdadera ética, sin duda alguna, garantiza el bienestar de los individuos y de la sociedad. Un hadiz, aceptado tanto por shiítas como suníes, recuerda: “Un día el Imam Hussain (P), durante su infancia, se presentó ante su abuelo, el Profeta. Al verlo, el Profeta le dijo: ‘bienvenido ¡oh! Hussain (P), ¡oh! adorno de los cielos y la tierra. Abi Bin Kab, uno de los compañeros del Profeta (P) y, según los escritores de la revelación, que estaba sentado junto al Profeta, dijo: «Oh Mensajero de Dios! excepto tú, hay alguien que fuera el adorno de los cielos y la tierra? El Profeta contestó: «Juro por Dios, quien me encargó la profecía, que Hussain (P) ocupa un lugar más alto en el cielo y la tierra». De ese momento proviene el hadiz  “Hussain (P) es la luz de orientación, el barco de salvación y un líder de pie firme”.

Lo primero y más importante que se puede decir acerca de las características del Imam Hussain (P) es que él pone de manifiesto el verdadero significado de la palabra «siervo» de Dios. En primer lugar, fue «Abdulá» (siervo de Dios) y su devoción fue evidente en todos los aspectos de su vida, tanto en su comportamiento como en sus dichos. No pensaba en nada más que en satisfacer a Dios y toda su paz e ira era dirigida a Dios.

Muchos años, durante el mandato de Muawia, veló por la religión de Dios con paciencia y, cuando sintió que iba a satisfacer a su Señor, con su levantamiento contra Yazid, no dudó en sacrificar su vida y la de sus seres queridos. Al respecto, Hussain (P) dijo: «Señor, ¿qué ha ganado aquel que te ha perdido ? ¿Y que perderá aquel que te ha encontrado a ti? »

Aba Abdilá, conocido como «Imam Hussain (P)» revela la altura de su devoción más sensible al ofrecer su sangre para completar la religión de Dios. En el libro titulado «Las características del Imam Hussain (P)», se anota: » Hussain (P) es un símbolo de culto. Todos los mensajeros de Dios y líderes infalibles, adornaban a su Dios con sinceridad y amor, pero Hussain (P) tenía un culto especial. Desde cuando apareció la luz de su existencia en el vientre de su madre, la Honorable Fátima (P), hasta cuando su cabeza fue incrustada en una lanza, siempre y en todo lugar alababa, glorificaba y recordaba a Dios y siempre estaba recitando el Libro de Dios».

El Imam Hussain (P) 25 veces hizo a pie la larga ruta del ritual del Hayy (Peregrinación a La Meca) y cada día rezaba más de miles de ciclos de Salat (oración). Él amaba tanto la Salat y el rezo de Dios que hasta en la noche de Ashura, mientras el enemigo quiso atacar las tiendas de Aba Abdilá Al-Hussain (P), el Imam pidió una tregua para pasar aquella noche adorando a Dios y realizando el Salat hasta la mañana. En el caso de Karbalá, mientras pesaban las tribulaciones y dificultades a Imam Hussain (P)y las penas se convirtieron más dolorosas, se incrementaba la paciencia y la satisfacción de este Imam ante la mayor voluntad divina y recordó: «Dios, estoy feliz de complacerte».

Las desviaciones que aparecieron después de la muerte del Profeta (P) aumentaron con el paso del tiempo. Los gobernantes omeyas, desde la gobernación de Osman, habían tomado dominio sobre El Levante, en el año 41 de la hégira lunar, oficialmente, se autoproclamaron como líderes del califato de la comunidad islámica. Con la llegada de Muawiya, el hijo de Abu Sufyan, el mayor enemigo del Profeta (P) entre la tribu de Quraish, cambiaron tanto los valores del Islam que no había quedado nada más que el nombre de esta religión, Incluso este nombre, tras la muerte de Muawiya y la llegada de Yazid, fue puesto en duda. Como, cuando una vez Yazid negando todo, dijo: «No hay cielo y ninguna revelación ha descendido».

Para consolidar su poder, Yazid quería  tomar juramento de lealtad de Imam Hussain (P) a toda costa. Jurar la lealtad significaba expresar la disposición de obedecer la orden y el mando del verdadero califa del Profeta y sacrificar su vida en camino de materializar sus órdenes Pero jurar lealtad a un personaje como Yazid , incluso si fuera aparentemente y con el objeto de eliminar el riesgo y amenaza, significaría autorizar el libertinaje de Yazid. Esta lealtad era un compromiso para cooperar en el asesinato de personas inocentes y poner en riesgo el prestigio y la dignidad del Islam , lo que era imposible de aceptar para el Imam Hussain (P). Por eso, cuando Yazid quiso sentarse en el lugar del Profeta (P) y proclamarse como el líder religioso y político de los musulmanes y, en general, el gobernante del mundo del Islam, el Imam Hussain (P) se negó a otorgar su lealtad. De hecho, él no tuvo más remedio que levantarse y declarar ilegitimidad el gobierno de Yazid.

El Imam Hussain (P) de la familia del Profeta (P) y  el descendiente y heredero de su abuelo, dirigiéndose a Farazdaq, poeta árabe, dijo: «Ellos (yazidíes) han dejado de obedecer las órdenes de Dios, el Compasivo, y cometen actos de corrupción y han roto la Hudud (límites del comportamiento aceptable y sus castigos ), beben vino y confiscan las propiedades de los pobres a su favor. Yo soy el más previlejado hombre para levantarme contra ellos con el objetivo de ayudar a la religión, la dignidad y la Sharia (Ley Islámica), la Yihad en el camino de Dios». Así que el Imam se enfrentó a Yazid. Pero esta resistencia estuvo acompañada de la prudencia y la «racionalidad” para que sea un ejemplo para todo el mundo. Al mismo tiempo el Imam Hussain (P) para que su levantamiento sea más eficaz también lo amalgamaba con la «inocencia» a fin de que los rostros de los tiranos siempre queden odiados a largo de la historia. Por lo tanto, su levantamiento se ha convertido en inmortal con su martirio y captura de su familia.

La sublevación del Imam Hussain (P)es el recuerdo del espíritu de grandes hombres autoformados y puros que se sacrificaron en el camino de Dios y nos recuerda la generosidad y el compromiso. Uno de ellos es Musilm Ibn Aqil. Escuchar el nombre de este soldado devoto del camino de lo correcto, es una reminiscencia del valor y la caballerosidad, pues su epopeya fue un preludio al gran movimiento de Ashura, y del mismo fue el pionero del movimiento del Señor de los Mártires y el Embajador de la Revolución de Ashura.

En el año 60 de la hégira lunar, el Imam Hussain (P)recibió largas cartas de los residentes de Kufa y de Basora, en las que les clamaban ayuda contra la tiranía de Yazid. El número de estas cartas llegó a más de mil. El Imam, para realizar una evaluación precisa de la situación y comprobar la lealtad de la gente de Kufa, envió a Muslim Ibn  Aqil como su representante. El Imam, que disfrutaba de suficiente conciencia política, sabiduría, virtud y fe, dijo: «si las personas me juran lealtad, pronto iré allá». Muslim Ibn Aqeel se trasladó desde La Meca a Kufa. Una ciudad propensa a los accidentes, llena de aventuras y con ideas diferentes, aunque aparentemente estaba en calma, siempre hay tranquilidad antes de la tormenta. Con la bienvenida de los musulmanes, Muslim se dirigió a la casa de Mojtar. La gente de la ciudad de Kufa aceptó la carta con emoción y alegría acogedora y juraron lealtad.

Esta alegría no duró mucho. Yazid para mantener su mandato, entregó la gobernación de Kufa a un actor impuro, Ubayd Allah Ibn Ziyad, y le ordenó  que arrestara y asesinara a Muslim Ibn Aqil. Ibn Ziad, creó una atmósfera de miedo e intimidación, lo que resultó en que la gente abandonara a Muslim. Se ocultó en la casa de Hani bin Urwah, uno de los hombres grandes de Kufa y una de las figuras influyentes del shiísmo. Hani anteriormente también había estada presente ante el Profeta (P) y tenía una sublime devoción y lealtad ante la descendencia del Profeta del Islam.

En Kufa, todos cerraron las puertas de sus casas a Muslim Ibn Aqil, ya que se preocupaban por mantener su salud y bienestar. Después de varios días de desplazamientos, una mujer llamada Toeeh le ofreció refugio. El hijo de Toih , un partidario de Ibn Ziyad, al llegar a casa por la noche, encontró a  Muslim. Él informó de esto a Ibn Ziyad y los soldados allanaron la casa por noche. Muslim Ibn Aqil estaba solo ante el grupo de soldados y valientemente combatió contra ellos. Pero, finalmente, lanzaron una soga por detrás y lo paralizaron, lo atacaron con una lanza y lo arrojaron al suelo, finalmente, lo capturaron y lo trasladaron al órgano respectivo de la gobernación. Así se inició la hoja d las épicas de Ashura.

Muslim Ibn Aqil, durante su martirio, con alegría, recordó la proximidad del lugar de los martiries y dijo:

“Hoy yo bebo el néctar del martirio de la copa de sangre, pero soy feliz y estoy satisfecho de que mi muerte es sólo en el camino de lo correcto y el Corán”.

Al escuchar la noticia del martirio de uno de sus compañeros leales, el Imam Hussain (P), con los ojos llenos de lágrimas, dijo: «Señor, considera para nosotros y los que nos siguen un lugar elevado y congréganos en el hogar de tu misericordia. En verdad eres Poderoso sobre todas las cosas».

¡Saludos de Dios y los ángeles puros al alto espíritu de Muslim Ibn Aqil. Saludos sean para los seguidores de su camino, que es «el correcto» y el de la «libertad»!

fuente abna